Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

El Imperio pasa revista: el jefe del Comando Sur visitó Uruguay

Una visita pasó bastante inadvertida en Uruguay, la del almirante Craig Faller, Jefe del Comando Sur de Estados Unidos, entre el 6 y 7 de abril. En otro momento su presencia hubiera revestido mayor atención, pero es que Uruguay transita por el peor tramo de la pandemia; ostentando el lamentable título del país con mayor contagiados por millón de habitantes. Los ojos y la atención se los lleva la pandemia, mientras que los mandamases del mundo vienen a controlar que sus neocolonias sigan los lineamientos de la casa matriz de dominación.

Faller es almirante graduado en la academia de Annapolis. El territorio de acción del Comando Sur comprende  América Latina y el Caribe menos México. Está a cargo de las bases militares estadounidenses en la región como las de Guantánamo en Cuba y Soto Cano en Honduras, de centros de operaciones en Aruba, Curazao y El Salvador, y de redes de radares en Perú, Colombia y países del Caribe.

También estuvo a cargo del tristemente célebre Escuela de las Américas. Centro de formación de militares latinoamericanas en Panamá donde se enseñaban técnicas de tortura que luego fueron aplicadas en las dictaduras de nuestros países. Se estima que por allí pasaron más de 80.000 oficiales. Hoy la Escuela de las Américas se encuentra en Georgia, Estados Unidos.

La visita de Faller, la primera desde que asumiera en su cargo en el 2018, incluyó la donación de 4.8 millones de dólares en suministros médicos, equipos de protección personal, camas de CTI, equipos de monitoreo y tres hospitales de campaña, vehículos blindados, embarcaciones y un helicóptero. Además, el ingreso de una aeronave de transporte militar, armas cortas de seguridad, municiones y equipos de comunicaciones.

Cada año, el Comando invita a entre 30 y 40 oficiales uruguayos para brindarles entrenamiento militar en Estados Unidos a través del International Military Education and Training y calificó al Uruguay como “importante socio en materia de seguridad”. Agregó que se siente orgulloso en cuanto al despliegue de los cascos azules uruguayos en las misiones de naciones Unidas

Si bien Craig Faller estuvo solamente dos días, el semanario Búsqueda señaló que la delegación militar estadounidense estará más de 10 días en el país para reunirse con distintas autoridades y desarrollar tareas que buscan reforzar un vínculo militar que tomó nuevo impulso desde 2020, con la asunción del gobierno de la alianza derechista que encabeza Luis Lacalle Pou..

Es cierto que durante sus tres períodos de gobierno, el centroizquierdista Frente Amplio también tuvo buen vínculo con Estados Unidos,  a pesar de definirse como una fuerza antiimperialista. Incluso, cabe recordar la actitud pendular del entonces presidente  Tabaré Vazquez en el 2005, en el No al Alca, donde finalmente se colocó del lado de las mayorías populares de Nuestramérica.

Luego llegó su pedido al gobierno estadounidense de ayuda militar ante un posible enfrentamiento armado con Argentina por el conflicto de las papeleras en el 2007. Y nii que hablar de cuando Vázquez invitó a George W. Bush a pescar en una charla más que personal.

También podemos apuntar las incontables veces en la que la embajadora estadounidense, Julissa Reynoso (hoy jefa de gabinete de la esposa de Joe Biden), fue fotografiada y filmada con el expresidente José “Pepe” Mujica, mostrando un vínculo muy cercano. O por ejemplo, cuando Uruguay fue base operativa de Estados Unidos para la Conferencia del G-20 en Argentina: lisa y llanamente Uruguay suspendió su soberanía por unos días.

Los partidos tradicionales uruguayos –blancos y colorados-  siempre han tenido relaciones carnales con Estados Unidos y el gobierno actual de la coalición multicolor es otra muestra de ello. Lacalle Pou ha dado señales claras de alineamiento con EEUU, por ejemplo con la salida de Uruguay de la UNASUR, el apoyo en la OEA a la reelección de Luis Almagro y el regreso al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, que implica otra intentona de invasión a Venezuela.

EEUU busca llevar su relación militar con Uruguay “a un mejor nivel” y colaborar en el combate al narcotráfico y al crimen transnacional. En buen criollo, se trata de la Doctrina de Seguridad Nacional camuflada en una guerra contra el narcotráfico que desde ya está perdida. Además de perdida, es una guerra hipócrita ya que el mayor consumidor de drogas en el mundo es justamente Estados Unidos.

“Nuestras fuerzas son profesionales, y las fuerzas profesionales respetan la ley, la democracia, los derechos humanos, las mujeres, la paz y la seguridad. Somos muy profesionales cuando trabajamos juntos”, dijo Faller. La ironía se cuenta sola: Estados Unidos ha realizado  más de cuarenta intervenciones militares en distintos países de América Latina.

En 2019, Faller publicó un mensaje en Twitter poniéndose a disposición del opositor venezolano Juan Guaidó para intercambiar sobre el apoyo de jefes militares de Venezuela a la “restauración del orden constitucional” en el país.

En su visita a Montevideo, Craig Faller planteó a las autoridades uruguayas su preocupación por la situación en Venezuela y por la posibilidad de que el país adopte la tecnología 5G de China. “Hay otras opciones competitivas y sé que nuestro Departamento de Estado está otorgando información sobre estas opciones”, cerró en su declaración.

 

* Licenciado en Psicología, Universidad de la República, Uruguay. Miembro de la Red Internacional de Cátedras, Instituciones y Personalidades sobre el estudio de la Deuda Pública (RICDP). Analista asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, estrategia.la)

 

_____

Fuente: CLAE

  

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº150

 

Descargar

 

Resumen Latinoamericano: Abril

 

Descargar

 

Premio Aquiles Nazoa Periodismo Digital 2015

Premio Aquiles Nazoa Periodismo Digital 2015