Durante las últimas semanas, la tesis de una invasión militar se ha planteado como inminente dentro del debate de la opinión pública a nivel nacional e internacional. Por eso bien vale hacerse un panorama del contexto de agresiones y amenazas contra el país para saber si es tan cierto que estamos cerca de un escenario tan violento para la estabilidad de Venezuela.

Cuando se creía que la guerra en Siria ya estaba llegando a su fin y la paz aparecía en el horizonte, EEUU junto con Israel renovaron los ataques contra el Ejército Árabe Sirio que está defendiendo la soberanía del país, además, de paso facilitaron a sus terroristas las armas para empezar a derribar aviones rusos y atacar sus bases militares.

La ofensiva contra Venezuela se acentúa. Se agrava. Se trata de una confabulación conformada por diversos factores y motivos. Por el peso político-ideológico del proceso bolivariano y la influencia que irradia hacia la región. Por la irracionalidad de la derecha que funciona en el país y envenena y confunde en el exterior. Por las inmensas riquezas naturales que existen en el territorio nacional. Y por factores que juegan un papel muy importante, como son la indoblegable actitud del gobierno de Nicolás Maduro, de lealtad al proyecto fundacional de Hugo Chávez y el mantenimiento en pie, y sin vacilaciones, de un gobierno soberano.

Cuando era niño, todo era muy simple: se circunscribía a los buenos y los malos, sin importar si la referencia estaba relacionada con la segunda guerra mundial, el lejano oeste, el correcaminos o las telenovelas. Tal vez, ello estaba vinculado a los tiempos de guerra fría y al mundo bipolar, lo cual tenía un evidente influjo en el cine y la televisión. De hecho, el análisis en esta época era menos complejo que en la actualidad, se ajustaba a la simpleza de que lo que era bueno para uno, era malo para el otro y viceversa. Sin embargo, el mundo unipolar que emergió tras el 11 de septiembre de 2001 y los intentos de Estados Unidos por perpetuarlos por un lado, y las resistencias que eso ha generado, por el otro, han complicado la determinación de las variables positivas y negativas en el estudio de la dinámica internacional.

Desde que el Comandante Hugo Chávez Frías llegó al poder en el año 1998, luego de ganar unas elecciones transparentes, la Revolución Bolivariana iniciada por él junto a un grupo de valientes y jóvenes militares desde las entrañas la Academia Militar de Venezuela, ésta ha sufrido de manera incesante, planificada, sistemática y continúa, cualquier cantidad de agresiones desde todo punto de vista, especialmente desde lo político-diplomático, económico y muy especialmente en lo mediático.

Frases

“Al imperio no hay que subestimarlo, pero tampoco hay que temerle. Quien pretenda llevar adelante un proyecto de transformación, inevitablemente chocará con el imperio norteamericano”

Hugo Rafael Chávez Frías

Correos del Sur Nº56