El 15 de enero, millones de norteamericanos conmemoraron el Día de Martin Luther King. Su famoso discurso, “Yo tengo un sueño” se repitió varias veces en los medios de comunicación como un recordatorio de la maldad del racismo, que está siendo resucitado de una manera bastante pronunciada en la sociedad americana.

A la distancia de ciento sesenta y cinco años del nacimiento de José Martí (28 de enero de 1853), su ideario de la integración de nuestra América, sigue presente y vivo y andando por los más diversos rincones de nuestro continente. Por coincidencias de la historia, Martí vio sus primeras luces en la calle de Paula núm. 41. Este lugar correspondía al antiguo barrio de Campeche. En aquel rincón de La Habana Vieja, fue “un establecimiento de mayas fundado antes de 1564”. Después de vivir hasta los diecisite años, el jovén José  Martí, radicó forzadamente en España (Madrid y Salamanca), allá en el exilio peninsular realizó sus estudios universitarios. Para así más tarde emigrar como exiliado político a México donde ya había también arribado en ese periodo su familia. Son los años de la guerra de los diez años en Cuba (1868-1878), coyuntura que generó un gran destierro y un  éxodo de cubanos a diversos países latinoamericanos y a los Estados Unidos, que ofrecían condiciones para el refugio político y la sobrevivencia familiar. Sus pasos por el paisaje político y cultural mexicano,  dejaron una profunda  huella en la vida y obra del Apóstol cubano.

Hace 57 años agentes de los servicios secretos belgas y de la CIA introdujeron el cuerpo de Patrice Lumumba en un barril de ácido y lo hicieron desaparecer. El Congo pudo haber ido hacia una democracia y, por el contrario, fue hacia una de las peores dictaduras africanas del siglo XX.

La expedición cubana para ayudar a los rebeldes de El Congo, liderada por el Che, sentó las bases para los posteriores triunfos cubanos en África.

Discurso pronunciado por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz a su llegada a la Habana, en Ciudad Libertad, el 8 de enero de 1959.

Frases

“Al imperio no hay que subestimarlo, pero tampoco hay que temerle. Quien pretenda llevar adelante un proyecto de transformación, inevitablemente chocará con el imperio norteamericano”

Hugo Rafael Chávez Frías

Correos del Sur Nº56