Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

Uno de los temas que mayor debate y dudas genera hoy en el país, es el estado de los acuerdos que comúnmente llamamos la implementación de los 6 puntos pactados tras 5 años de diálogos en La Habana. Tras haber sufrido diferentes momentos, dificultades, avances y retrocesos durante estos años, los diálogos de La Habana produjeron el Acuerdo general para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera, que gana importancia a partir de la instalación de la mesa de diálogos con el ELN. En aras a tener claro el estado de lo avanzado, es importante recordar cuáles son los puntos que contempla el Acuerdo.

Esta seudoaristrocracia colombiana genera violencia desde la escuela básica primaria, al clasificar educativamente las clases sociales.

Luego de más de cuatro años del proceso de paz entre el gobierno y las Farc-ep, y después de afrontar cientos de dificultades, ahora los colombianos nos encontramos a la expectativa de lo que será la implementación, esta constituye el principal reto, que cada punto pactado en La Habana nos iba imponiendo como país. Hoy, a más de un mes del día “D” (el cual comenzó a regir desde el 1 de diciembre) a muchos colombianos nos gustaría saber en qué va el proceso de implementación. Pues bien, aquí les comparto algunas apreciaciones.

Su implementación no es tan sencilla. Por un lado, tenemos a un Gobierno desprestigiado, incumplido, neoliberal y corrupto; a una oligarquía sectaria, criminal y temerosa hasta de cambios cosméticos. Y por el otro lado, a un pueblo analfabeto políticamente, alienado, atemorizado e incomunicado.

Zbignenw Brzezinski, ex consejero de seguridad nacional del Presidente Jimmy Carter, calificado como uno de los más duros halcones de Washington en su interés por imponer y defender la hegemonía global de los Estados Unidos sobre cualquier otra consideración, profesor de política exterior estadounidense en la Escuela Superior de Estudios Superiores Avanzados, es un erudito en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales de la Universidad John Hopkins, además de ejercer como miembro de varias juntas y consejos relacionados con la estrategia de dominación mundial. Por tanto no debe tratarse de un charlatán cuyos planteamientos puedan ser minimizados, por más que nos disgusten.