Ya son ocho las veces que la izquierda llega al final de la campaña electoral con posibilidades de ganar en México, aunque históricamente la victoria le ha sido arrebatada bajo sospechas de fraude. El Estado-partido del PRI ha sobrevivido a dos mandatos lejos de la presidencia, pero ha retornado y, aunque ha fracasado como gobierno (y está muy débil por ello),  mantiene el poder para imponer resultados a la fuerza, como ya ha demostrado con la elección del gobierno del estado de México.

Ante las palabras insultantes del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump hacia una serie de países, incluido El Salvador, difundidas ayer por medios de prensa locales e internacionales, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, FMLN expresa:

¿Arde la calle?, ¿Terminará en estallido social?. Ha habido saqueos y hay mucho descontento. No creo que un pueblo que viene rechazando la violencia, tome ese camino y si circunstancialmente lo toma, no será para enfrentarse al Gobierno sino para expropiar a los expropiadores. El Gobierno no puede permitir que el pueblo se sienta desprotegido. No bastan incrementos salariales y bonos… Es imprescindible que el pueblo regrese a los mercados con poder adquisitivo suficiente y emprenda la producción comunal de bienes y servicios.

En las presidenciales, la preferencia electoral se inclina hacia la izquierda. La alianza “Juntos haremos historia” conformada por Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Partido del Trabajo (PT) y la llamativa adhesión de Encuentro Social, lidera las encuestas de acuerdo a las más recientes mediciones.

En medio de la lucha para derrotar la dictadura del bipartidismo, se me vienen muchas interrogantes, sobre todo alrededor de lo que teóricamente he aprendido a lo largo de los años. Sé que no es fácil transitar entre la teoría y la praxis, y que buscar moldes en los que quepa la realidad es una tarea estéril. Sin embargo, algunas lecciones de vida, bastan, a veces, para explicar lo que queremos decir y hacer.

Frases

“Al imperio no hay que subestimarlo, pero tampoco hay que temerle. Quien pretenda llevar adelante un proyecto de transformación, inevitablemente chocará con el imperio norteamericano”

Hugo Rafael Chávez Frías

Correos del Sur Nº51