El 19 de junio de 1954, el presidente de Guatemala, Jacobo Arbenz, es derrocado en una operación planificada y dirigida por la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por sus siglas en inglés).

Desde su llegada a la Presidencia en 1950, con el apoyo de los partidos Renovación Nacional, Acción Revolucionaria de la Capital e Integración Nacional de Quetzaltenango, así como de obreros, campesinos, maestros y estudiantes, Arbenz es atacado por su política de inclusión y de mejoras sociales, que incluían una reforma agraria y la disolución de las formas de trabajo arcaicas. Esta política fue acusada de "comunista" y de afectar los intereses de la trasnacional estadounidense United Fruit Company y a la oligarquía guatemalteca.

Así, el gobierno estadounidense llevó a cabo El Guatemalazo para derrocar al progresista Arbenz. A partir de allí, se frenó el desarrollo democrático y social de la nación.

El 27 de junio de 1954, después de varios días con continuos ataques aéreos, la incursión de 300 mercenarios hondureños y una campaña internacional en su contra, Arbenz renuncia a la Presidencia.

Fuente: AVN

Frases


“Al imperio no hay que subestimarlo, pero tampoco hay que temerle. Quien pretenda llevar adelante un proyecto de transformación, inevitablemente chocará con el imperio norteamericano”

Hugo Rafael Chávez Frías

Correos del Sur Nº48