Siria denunció la ‘violación fragrante de su soberanía’ y la matanza de decenas de civiles en los últimos ataques de la coalición liderada por EE.UU.

El martes, la televisión siria informó de la muerte de 31 personas, en su mayoría mujeres y niños, tras un ataque de Estados Unidos y sus aliados contra Abu Kamal, en la provincia oriental de Deir al-Zur.

La víspera, los medios sirios habían reportado otro ataque, también atribuido a la coalición, contra el pueblo de Akayrshi, en la provincia de Al-Raqa, incidente que dejó un saldo de 22 muertos y 12 heridos.

Aunque la coalición internacional negó el martes estar detrás del bombardeo en Abu Kamal, fuentes opositoras sirias, como el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), enfatizaron que un avión de la coalición probablemente había llevado a cabo los bombardeos.

La misma jornada, la Cancillería siria condenó las incursiones EE.UU. y las calificó de “ilegales”. Damasco envió cartas sobre los dos ataques al secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, y al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU).

Los ataques constituyen “una agresión contra el pueblo sirio y una violación flagrante de la soberanía e integridad territorial de Siria”, se lee en las misivas.

La Cancillería siria señaló que los bombardeos de la coalición de Estados Unidos no apuntan a los terroristas y a sus aliados, sino más bien a los civiles, permitiendo a los terroristas cometer más crímenes en Siria.

De igual modo, el texto lamenta que la coalición comandada por EE.UU., así como Arabia Saudí, Turquía, Catar y el Reino Unido, suministra armas y fondos a los principales enemigos de Siria, es decir, a grupos terroristas como el EIIL (Daesh, en árabe) y el Frente Al-Nusra (actualmente conocido como el Frente Fath Al-Sham), para alcanzar su objetivo de destruir Siria y matar a su pueblo.

Las Naciones Unidas, a su vez, expresaron el miércoles su gran inquietud por la matanza de civiles en los ataques de la coalición, los cuales, advirtieron, amenazan a la población civil, de acuerdo con el portavoz del organismo, Stephane Dujarric.

En abril, un reporte indicó que la coalición anti-EIIL, presente en Irak y Siria, es responsable de la muerte de unos 1256 civiles desde el inicio de sus bombardeos el 23 de septiembre de 2014. Este recuento de víctimas fue realizado por el OSDH, que detalló en su momento que entre los muertos había unos 275 menores de edad y 184 mujeres.

Fuente: HispanTv

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº46