Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

Las protestas nocturnas de la MUD: datos y antecedentes peligrosos

HOY EN MISIÓN VERDAD

La convocatoria que hiciera la dirigencia de Voluntad Popular para el día miércoles 17 de mayo a horas de la tarde/noche tiene antecedentes en cuanto a operatividad violenta y relato mediático a favor de la guarimba.

El llamado de Freddy Guevara a marchar en la noche del 17 de mayo tiene claros antecedentes en las "guarimbas nocturnas" acontecidas de manera dispersa en abril y lo que va de mayo. Aunque la convocatoria anuncie que será de 5 pm a 7 pm, lo que la haría una manifestación vespertina, el anuncio de la noche infiere que podría extenderse según las circunstancias.

La convocatoria tiene un tono campal, ya que habla de conquista. Pero más allá del recurso semántico, el dirigente de Voluntad Popular enfatizó que las concentraciones serán en "sitios con mayor control" de la oposición, es decir, en los estados y municipios gobernados por partidos de la MUD en lo largo y ancho del territorio venezolano, esos en donde han ocurrido la mayoría de los focos violentos en los últimos dos meses.

Por ende, los riesgos de los que habla Guevara, en todo caso, son los de "manifestarse" en momentos de oscuridad y recogimiento en zonas de constante conflicto violento entre grupos antigubernamentales y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y/o policías en el marco de las protestas. 

Debido al desinflamiento de la afluencia en las marchas opositoras, que tuvo su pico más alto en la convocatoria del 19 de abril, las alianzas de la MUD con factores armados irregulares han tomado el protagonismo como vanguardia en el calentamiento de la calle con escalamiento hacia una fase de insurrección, de confrontación directa con la GNB y con encubrimiento mediático bajo la mampara narrativa de la "crisis humanitaria" y el "Estado fallido y forajido".

Por ello Guevara habla de "masificar la resistencia", entonces, en el sentido de admitir que la violencia repetida en todos los focos que se han prendido a horas de la noche en las últimas semanas en algunos estados y municipios del país forma parte de los recursos que ponen a disposición para la confrontación con los cuerpos de seguridad y contención del Estado.

Mínima cronología de "guarimbas nocturnas"

Hay que tomar en cuenta que las protestas violentas de la MUD han manifestado "guarimbas nocturnas" desde la semana 1. El secretario general de la gobernación de Mérida había alertado apenas el 6 de abril que "focos de violencia nocturna forman parte del plan desestabilizador" que llevan a cabo operadores internos (MUD) y que se planifican en el exterior (Estados Unidos).

Una compilación cronológica de los acontecimientos más sonados nos otorga luces a lo que es elemental en estas concentraciones de caos:

  • El 11 de abril en la noche se produjo una situación irregular en El Paraíso, mientras los medios "independientes" relataban que la GNB "reprimía brutalmente" a los "manifestantes pacíficos", con la aparición de "colectivos paramilitares chavistas" que reforzaban las acciones de los cuerpos estatales de seguridad. Sin embargo, se trataba de una "guarimba nocturna" en la que el 80% era fabricación discursiva y el 20% era violencia desatada por los mismos guarimberos, soportada mediáticamente en fotos difusas de barricadas y motorizados con capucha, y videos desde apartamentos con poca iluminación y cuadros cerrados, recogidos en redes sociales. Ese día hubo dos fallecidos por armas de fuego, pero en zonas diferentes del estado Lara. También en horas nocturnas.
  • El 19 de abril, luego de las 7 pm y hasta la madrugada, hubo enfrentamientos violentos entre la GNB y guarimberos, que formaron barricadas y cierres de vías en San Antonio de los Altos, estado Miranda, y saquearon locales comerciales. Dejó un saldo de un GNB muerto por arma de fuego y otro herido. Medios como El Nacional hablaron en términos de "represión" por parte de la guardia estatal y "rebeldía ciudadana" como etiqueta a las acciones violentas de los antichavistas beligerantes.
  • El 21 de abril. Durante esa noche murieron 11 personas y hubo seis heridos en medio de confrontaciones donde abundaban las molotov sobre tanquetas, donde la GNB hacía uso de su facultad de contener la violencia operada por los "manifestantes pacíficos", donde también hubo saqueos selectivos a pequeños comercios, donde atacaron el Hospital Materno Hugo Chávez, y que fue vendido por los medios como una "revuelta social", fabricada para los fines desestabilizadores de la MUD.
  • El 24 de abril se quiso ensayar lo mismo que en El Paraíso y El Valle, como inmediatos precedentes, en la avenida San Martín, en la boca del barrio El Guarataro. Sin embargo, la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y la Policía de Caracas lograron disolver los conatos de guarimbas y saqueos, con la implicación planificada de guarimberos y bandas criminales de la zona trabajando en conjunto una operación fallida. En redes sociales y medios de oposición magnificaron todos los hechos, y omitieron que hubo un funcionario policial herido.
  • El 4 de mayo fue de saqueos nocturnos programados en Valencia, estado Carabobo, y sus alrededores como La Isabelica y Flor Amarillo. El relato del "vandalismo" predominó en los medios aliados de la MUD.
  • El 16 de mayo, una noche antes de las "manifestaciones nocturnas" convocadas por Freddy Guevara, hubo reportes de saqueos a múltiples comercios en San Cristóbal, capital del fronterizo estado Táchira. Reportes de la ciudad informan que fueron violentados más de siete establecimientos comerciales. Aunque cartelizaron en redes y medios que los "colectivos chavistas" fueron los agentes del caos, no hay pruebas fehacientes de que simpatizantes del chavismo estuvieran involucrados en los saqueos, salvo las nada contundentes imágenes de motorizados reunidos en una calle. Por el contrario, los grupos violentos que saquearon los distintos comercios no tuvieron ningún enfrentamiento con policías de la alcaldía, gobernada por Patricia Ceballos, que brillaron por su ausencia. Mientras tanto, manifestantes antigubernamentales en San Antonio de los Altos (Miranda) incendiaron una pasarela en señal de "resistencia pacífica". ¿Un anuncio de lo que vendrá para el 17 de mayo en la noche?

Los casos brevemente reseñados ilustran los múltiples recursos usados por los grupos de choque de la oposición, que son los focos de violencia guarimbera, enfrentamientos con los cuerpos de seguridad del Estado, saqueos a pequeños y medianos comercios, además del daño a infraestructuras públicas, incluidos centros de acopio de alimento e insumos médicos -los elementos de fondo que usan para construir la línea discursiva de la "crisis humanitaria"-, que se combinan con la declaración de políticos en condena de los hechos y que responsabilizan al Gobierno Bolivariano de las situaciones de caos, y el eco de los medios opositores de la versión MUD de la historia. Todo en un contexto donde la noche es la mejor aliada.

Ensayos para una operación encubierta

Los antecedentes de las "guarimbas nocturnas" podrían servir para identificar en qué puede terminar la convocatoria de Voluntad Popular el 17 de mayo. Sobre todo luego del plantón del 15 de mayo, que se mantuvo pacífico hasta la última hora de la tarde para culminar con dos varones muertos por herida de bala en Táchira.

Estas guarimbas, que tienden a acentuar la violencia debidamente organizada en caos, cuentan con un relato que se basa en las fuentes difusas de las redes sociales, que provienen de la gente en los barrios y edificios adyacentes donde ocurren estas acciones claramente antigubernamentales, y cuyas informaciones se canalizan a través de periodistas infomercenarios para cartelizar una matriz en torno a una supuesta "brutal represión" de los cuerpos de seguridad y contención del Estado y a los "colectivos chavistas paramilitares" sobre manifestantes opositores "pacíficos".

La mayoría de estos casos de caos dirigido, que son en realidad operaciones encubiertas, ocurren a pata de barrios populares donde tienen sus nidos algunas de las bandas criminales paramilitarizadas que el Estado mismo combate a través de las OLPH, lo que permite una mejor coordinación de acción de guarimberos congregados y grupos armados (con poder de fuego) en conjunto en operaciones con la dificultad que impone la noche, un escenario de poca visibilidad y cansancio de la jornada de trabajo que pueden ser homologados a una narrativa del vandalismo y la delincuencia común o trasladada su responsabilidad al chavismo y al Gobierno presidido por Nicolás Maduro.

El caos intencionado que se concentra en las "guarimbas nocturnas" es otra maniobra dirigida a volver ingobernable el país (el plan de las protestas, palabras de Freddy Guevara), y así lo venden mediáticamente con el objetivo de neurotizar y crear conmoción en la percepción de la población en las zonas de conflicto, y que sirve para el exterior como relato que combina la fabricada "crisis humanitaria", el "Estado fallido" incapaz de controlar la situación interna del país y una "guerra civil" en ciernes en Venezuela.

El mismo 17 de mayo, fecha de publicación de esta nota, se celebraría según medios internacionales una reunión a puertas cerradas del Consejo de Seguridad de la ONU para tratar entre diplomáticos la situación actual de nuestro país, a petición de Estados Unidos. 

Por lo que parece que, para estar a tono con las movidas internacionales contra Venezuela, la convocatoria nocturna podría concluir en una operación encubierta de violencia y caos nocturno.

Fuente: Misión Verdad

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº28