1 Todo indica que la MUD -como se deducía de sus repetidas derrotas, y, últimamente, de su desaparición del mapa político-, si no estaba muerta cuando menos estaba en estado de coma. Ahora la acaban de desconectar. AD y otros factores que integran esa frustrada alianza opositora optaron por desertar. Durante los 20 años de gobierno chavista, la oposición fue incapaz de articular una eficaz política de alianzas. Todos los intentos por alcanzar ese objetivo terminaron en fracasos. Así ocurrió en la primera etapa del proceso revolucionario, en la gestión de Chávez, y ahora de Maduro.

2 Lo que sobrevivió del puntofijismo en 1999 consideró que podía unir a los descontentos, y establecer vínculos con diversos grupos y organizaciones partidistas, mediante una política basada en el estímulo del odio y la ejecución de una operación consistente en reunir siglas y aparatos sin conexión con el pueblo y con un proyecto basado en el derrocamiento del chavismo a través del ejercicio de la violencia.

3 Fueron los tiempos de la Coordinadora  Democrática que asumió la conspiración como política. Como quedó demostrado el 11A y en otras aventuras; que alentó el terrorismo en la calle y le levantaba el brazo, en Plaza Altamira, a los militares golpistas. Actitud que estimuló acciones en las que fueron quemadas, públicamente, leyes progresistas aprobadas por el Parlamento, como la de Tierra, Pesca y otras tantas. Esa línea siempre condujo a derrotas, lo que determinó que con el correr del tiempo el proyecto unitario liderizado por la Coordinadora languideciera hasta desaparecer. Para dar paso a un nuevo organismo unitario, la MUD, con características similares.

4 Pero acontecimientos posteriores demostraron que el problema para la oposición no era un asunto de siglas. De frágiles acuerdos pegados con saliva de loro, sino de fondo. De desconocimiento de la realidad nacional. De subestimación de la fuerza del chavismo. De la carencia de un proyecto de país. De desprecio al trabajo cívico que permitiera crear una alternativa atractiva frente a la opción, con claras definiciones ideológicas y principistas, del chavismo.

5 Lo corrobora el funcionamiento de la MUD, caracterizado por las pugnas internas; por el choque constante, por cualquier motivo, de sus dirigentes. Por la indefinición ante la manera de asumir el hecho político, bien como actividad basada en el trabajo de masas o en la conspiración que fatalmente conduce a la ambigüedad. Que impide definir una clara  y coherente línea de acción. La MUD surgió de la necesidad de la oposición de tener un aparato para diluir responsabilidades. Surge de la falta de creatividad. De la incapacidad para innovar y del dramatismo de estar condenada a repetir errores y a no tener capacidad para rectificar.

6 La agonía de la MUD -como la de la Coordinadora Democrática- es emblemática porque confirma la existencia o no de un liderazgo. Porque no es el aparato lo que fracasa, no es el instrumento escogido para actuar o que colapsa. Lo que fracasa es la concepción que resume una anacrónica visión del país, de sus problemas, e, incluso, del adversario. En lenguaje de García Márquez lo sucedido, tanto con la MUD como con la Coordinadora Democrática; el goteo de las defecciones, el aislamiento, y, últimamente, el paso dado por un político experimentado como Ramos Allup de abandonar la nave a la deriva, es “una muerte anunciada”. Que descanse en paz la MUD y que la experiencia sirva de enseñanza. Que seguramente no será asumida. Porque los náufragos tienden a olvidar lo sucedido.

Laberinto

– En la reunión celebrada el año pasado, en la que Donald Trump propuso una acción militar contra Venezuela, estaban presentes varios colaboradores y funcionarios de confianza. Particularmente el sector duro que acompaña al Presidente. Sorprendió que algunos asistentes recomendaran prudencia y razonaran los efectos negativos que en la región podía tener una acción de tal naturaleza. Se señaló que una intervención armada de los EEUU significaba un golpe al “Grupo de Lima” que rechazaría la iniciativa por temor a la reacción popular que se produciría en cada uno de los países miembros…

– También se ha sabido, a través de fuentes confiables, que el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, estuvo presente en el cónclave y planteó que una decisión de tal envergadura era peligrosa por el rechazo que pudiera generar, pero que el gobierno de Maduro era, igualmente, un peligro latente por las consecuencias que a la larga generaría…

– Algo que también llama la atención a los analistas, respecto a la difusión de la reunión de alto nivel en importantes medios de comunicación de los EEUU, es el momento en que se produce. Ya que si se toma en cuenta el tiempo que media entre la realización del evento y la divulgación de la noticia, hay que llegar a la conclusión de que la misma fue manejada como estrategia comunicacional destinada a provocar un efecto puntual, vinculado a acontecimientos que ocurrirían en fechas próximas. Tal y como los organismos de inteligencia del Estado venezolano lograron constatar y los datos importantes que acopiaron…

-La confabulación bélica contra Venezuela se mueve día a día. Lo de Trump es un paso más en la escalada. Pero además, en el desarrollo del proceso circuló -hace poco- un documento secreto del Comando Sur, titulado “Golpe Maestro: un plan para derrocar la dictadura en Venezuela”, firmado por el Almirante Kurt W. Tidd, Jefe del Comando Sur, donde se considera que llegó el momento de intervenir militarmente en el país suramericano…

-A ciertos partidos de oposición se los tragó la violencia. La incapacidad de sus dirigentes para interpretar lo que sucede en el país y lo que reclama la gente -sobre todo la paz-, los metió en un callejón sin salida. Terminaron aferrados a aventuras desestabilizadoras absurdas como las guarimbas, y repudiando las elecciones y el diálogo. Tal es el caso patético de dos partidos que llegaron a destacar en la oposición: Primero Justicia y Voluntad Popular. La desviación en que ocurrieron los llevó a renunciar a principios básicos y a jugar con la suerte del país. A someterlo a innumerables sacrificios, a alterar la vida diaria de los ciudadanos con cruentas acciones de calle…

-El resultado de esa locura -no se puede calificar de otra manera- es que ambos no pudieron legitimarse ante el CNE; que buena parte de sus dirigentes se desactivó, frustrada de la política; que otra está en la cárcel acusada de graves delitos, y que la mayoría está en el exterior haciendo turismo o tratando de convencer a los jefes de gobierno que visitan de que invadan militarmente a su país…

– Sin duda que lo ocurrido con Primero Justicia y Voluntad Popular es ejemplarizante. Confirma que la política implica reflexión, sindéresis, saber esperar y respetar normas elementales de comportamiento democrático…

– Otros dirigentes y partidos incurrieron en errores cuando frustraron excelentes oportunidades para realizar una política acertada, y murieron por la boca como el pez. Los acabó el tremendismo de la retórica y creyeron que desde la tribuna parlamentaria podían acceder al poder. Se equivocaron. Y nada hace pensar que harán autocrítica, sino todo lo contrario. Por ejemplo, su silencio ante la actividad antipatria que unos venezolanos realizan en el exterior, es vergonzoso. Provoca náusea.

 

        

Fuente: Últimas Noticias

Frases

“La integración caribeña latinoamericana es la única manera de salvar a nuestros pueblos de la hegemonía imperialista”

Hugo Rafael Chávez Frías

Correos del Sur Nº73

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar