Una canción que hace muchas lunas popularizó el ya retirado Julio Iglesias dice que unos ríen y otros lloran, que unos nacen y otros mueren, pero que indistintamente al final la vida sigue igual.