Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

Para un mejor y mayor control de la población, el capitalismo acelera su transición digital. En este proceso está obligado a introducir cambios estructurales en sus instituciones. Nuevos tiempos nuevos requerimientos, otras funciones. Algunas nacerán bajo palio, otras serán declaradas obsoletas, y las restantes sufrirán mutaciones. La universidad es una de ellas. Por razones utilitarias, mantendrá su nombre, pero su ADN habrá mutado. La universidad pública será una caricatura de sí misma, al introducir el ideario empresarial de las universidades privadas. Hasta hoy, los fines de la pública han sido la promoción de las ciencias, las artes, el pensamiento crítico, la investigación y los saberes poco convencionales. Sus valores y principios aquilatan sus enseñanzas. Siempre encuentra un espacio para incorporar avances científicos o modificar planes y programas de estudio. En sus 10 siglos de existencia pervive gracias a mantener el norte en sus reformas: defender la libertad de pensamiento, la crítica, y ser atalaya contra la inquisición y el dogmatismo. Además, tiene fama de incentivar itinerarios nada rentables, como la historia del arte, griego, latín o las humanidades.

El neoliberalismo globalizante, escondido hoy desde FMI, BM y ONU como discurso humanista progresista contra la desigualdad como simulación, supone un golpe devastador a las políticas democráticas, sociales y económicas, suerte de restauración capitalista descontrolada que en su fase financierista que ocasiona la destrucción del modelo del Estado Bienestar: expulsiones, merma de los derechos humanos, mercantilización de la democracia, precarización de las actividades laborales, destrucción del principio democrático para desplazarlo por el oligárquico y vida a favor de una minoría económica y financiera, mediante eliminación de políticas sociales, económicas, civiles y hasta ambientales de la humanidad, gracias a alianzas espurias de carácter especulativo: Capitalistas Globalistas en yunta con gobiernos complacientes de países con Constituciones desequilibradas.

Mientras veía un partido de fútbol por televisión —corría el año 2011—, el narrador Pepe Delgado hizo un comentario a colación de algo que ahora no recuerdo: “¿Quieres guardar un secreto? Escribe un libro –hizo una pausa, la necesaria para hacer énfasis en la sentencia final—. Nadie los lee”.

"De Cristóbal Colón a Fidel Castro" fue el título con que los prominentes intelectuales caribeños, Juan Bosch y Eric Williams, bautizaron sus respectivas historias del Caribe. Ambas obras fueron terminadas en 1969 y su primera edición data de 1970, hace exactamente 50 años. En su origen la obra de Bosch estaba concebida para titularse "El Caribe, frontera imperial", pero este terminó siendo el subtítulo de la obra y ambas aparecieron al mismo tiempo y tituladas de manera casi igual.

Hay una abundante bibliografía que procura explicar las causas y sentido de eso que se ha denominado como “crisis educativa”. He insistido que la definición de “crisis” es una construcción que ha usado el neoliberalismo para justificar la vorágine de reformas y contrarreformas educativas que se han impuesto desde la década de los ochenta con el fin de destruir la escuela pública.

Postales para NO OLVIDAR

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº133

 

Descargar

 

Resumen Latinoamericano: Septiembre

 

Descargar

 

Premio Aquiles Nazoa Periodismo Digital 2015

Premio Aquiles Nazoa Periodismo Digital 2015