El domingo 20 de mayo hay elecciones generales en la República Bolivariana de Venezuela. En un acto de soberbia injerencista sin par, el gobierno de Estados Unidos pidió (exigió) que las mismas se suspendan. ¿Cómo es eso posible? 

Mauricio Macri sabe que no lo tiene fácil después de haberse adelantado en los tiempos de la crisis galopante que vive el gobierno que preside, y haber suscrito un acuerdo humillante (para la soberanía argentina) con el Fondo Monetario Internacional. Hasta su propio sostén incondicional, el jefe del Gabinete, Marcos Peña ha tenido que reconocer que se han equivocado y que quienes se creían intocables han “perdido confianza y credibilidad”. Ni qué decir de sus “periodistas amigos”, como Leuco, Feimann y Lanata, que al igual que los roedores de un barco en dificultades han optado a tirarse por la borda.

Si se observa el actuar de los grupos vandálicos que protagonizan hechos violentos en Nicaragua en las últimas semanas, es muy fácil determinar su similitud con las conocidas “guarimbas” que pretendieron desestabilizar a Venezuela, y ahora se desatan con igual propósito en la nación más próspera de Centroamérica.

Estamos en la semana decisiva para el proceso electoral del 20 de mayo, en el que reafirmaremos el carácter profundamente democrático de la Revolución Bolivariana. Observamos en la etapa final de esta intensa campaña, la indiscutible disposición del pueblo venezolano a ejercer su derecho al voto como herramienta para la búsqueda de soluciones en la actual coyuntura.

El veterano, sagaz y brillante Leonel Brizola, figura emblemática de la izquierda brasileña, solía decir que uno –uno– de los problemas de los golpistas latino-americanos era su confianza en Washington y, muy especialmente, en la CIA. ‘No saben, o parecen no saber’, decía Brizola, ‘que luego se pasan los años y ellos abren sus archivos. Y entonces todo lo podrido que armaron salta a la luz del día’.

Frases

“La integración caribeña latinoamericana es la única manera de salvar a nuestros pueblos de la hegemonía imperialista”

Hugo Rafael Chávez Frías

Correos del Sur Nº65