Nada más difícil que pronosticar. Algunas veces se acierta y en otras -en la mayoría- no. Pero es irresistible la tentación. Especialmente en materia política y en una situación como la que atraviesa Venezuela. En la que se juntan múltiples factores generadores de confusión. Porque es evidente que el nuestro es el país que despierta más expectativas en la región latinoamericana -por no decir que en el mundo.

Hace poco escribí que "…Estados Unidos, mientras Donald Trump fuese presidente de ese país, no abandonaría su política contra Venezuela, dirigida a desestabilizar su gobierno y ‘rescatar la democracia’, pese a todas las intenciones y esfuerzos del presidente Maduro por normalizar esas relaciones".

En los pasados días han sucedido hechos significativos en Siria que han supuesto el fracaso total y definitivo del plan de EEUU para dividir el país árabe en dos o tres estados en consonancia con el plan sionista para romper los estados de Oriente Medio en miniestados basados en criterios étnicos o religiosos con el fin de asegurar la hegemonía de Israel en la región.

Fue Walter Benjamin el primero en acuñar el término “estetización de la política” para definir la intención fascista de dominar a las masas mediante mecanismos y dispositivos estéticos-políticos, mientras se mantiene el control sobre las relaciones de producción y de propiedad en manos siempre de las oligarquías en turno; intención, decía Benjamin, que inevitablemente tendría que desembocar en la autoaniquilación. Luego, ya sabemos la conclusión que tuvo esta “estetización de la política”: campos de concentración y la muerte en masa de millones de vidas humanas durante la Segunda Guerra Mundial.

En menos de dos años, Donald Trump se convirtió de un posible líder mundial a un jefe de los 'bullies' (matones) norteamericanos que amenaza a todos los países que no aceptan a Norteamérica como el 'ombligo' del mundo, es decir, el centro de todo.

Frases

“No es entonces mera retórica nuestra bolivarianidad. No. Es una necesidad imperiosa para todos los venezolanos, para todos los latinoamericanos y los caribeños fundamentalmente, buscar atrás, buscar en las llaves o en las raíces de nuestra propia existencia, la fórmula para salir de este laberinto”.

Hugo Chávez Frias

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº85

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar