Fuentes políticas de Washington confirmaron que referentes opositores nicaragüenss, entre ellos Violeta Granera, directora del Frente Amplio para la Democracia (FAD), sucesor de la disuelta Coalición Nacional por la Democracia, analizaron con autoridades estadounidenses la estrategia contra el gobierno de Daniel Ortega; donde se incluyen importantes movimientos de personal en la embajada de EEUU en Managua.

Últimamente han ocurrido en la palestra internacional hechos muy importantes. Lo sucedido en Brasil tras el triunfo de Bolsonaro ha conducido a los monopolios informáticos occidentales a sostener un reagrupamiento mundial exitoso del imperialismo estadounidense, cuando lo que hay es una simple reorientación de este letal imperialismo en su patio trasero.

Tal como hemos venido señalando en anteriores trabajos, una guerra de cuarta generación en su variante financiera nos ha venido siendo aplicada por el imperio desde hace ya muchos años, tantos como los años transcurridos desde que el Comandante Chávez declarase de manera expresa el carácter anti imperialista de nuestra revolución, a mediados del año 2004 (1).

En abril del año en curso, los cintillos de los periódicos y medios informativos mundiales reportaron el estallido de una “revolución” en Nicaragua contra el gobierno del Frente Sandinista encabezado por el comandante Daniel Ortega.

Durante la última campaña electoral presidencial en Estados Unidos (EE. UU.), corrió la alarma sobre las potenciales similitudes de Donald Trump con los denominados (despectivamente) ‘populismos de izquierda’ de América Latina[1]. Varios análisis (de alcance más bien superficial, pero con repercusión mediática) hicieron referencia a que Trump podría verse tentado a reproducir ciertas pautas de los ‘semidictadores’ de la región, como Hugo Chávez, Rafael Correa o Evo Morales[2]. Un Trump inclinado hacia políticas que renegaban del libre mercado, con una retórica antiestablishment, contestataria, frente al accionar de los organismos internacionales y un discurso de campaña centrado en los perjuicios que había ocasionado la globalización a la clase trabajadora estadounidense.

Frases

“No es entonces mera retórica nuestra bolivarianidad. No. Es una necesidad imperiosa para todos los venezolanos, para todos los latinoamericanos y los caribeños fundamentalmente, buscar atrás, buscar en las llaves o en las raíces de nuestra propia existencia, la fórmula para salir de este laberinto”.

Hugo Chávez Frias

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº85

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar