El golpe blando contra el Gobierno Sandinista en Nicaragua tiene rasgos eminentemente fascistas. Es un movimiento por y para la élite en contra de los sectores populares. Sus motivaciones son monopolistas e imperiales.

 

Hace pocos días, los argentinos vieron con sorpresa cómo militares estadounidenses e israelíes transitaban en uniformes y vehículos tácticos por las calles de Buenos Aires. De inmediato, se encendieron las alarmas y diputados pertenecientes a las filas del kirchnerismo denunciaron la situación.

El Trienio 2018-2020 supondrá la irrupción en el escenario geopolítico de América Latina de una nueva ola negra involucionista que consistirá en la implementación de “golpes de mano blandos“ con el objetivo inequívoco de sustituir a los regímenes insensibles a los dictados de Washington (Nicaragua, Ecuador, Venezuela y Bolivia) por regímenes autocráticos tutelados por EE.UU.

Golpearnos y tratar de aislarnos internacionalmente, multiplicar paramilitares en las fronteras y en puntos clave: costas, zonas de producción agropecuaria destruyéndola y disolviendo comunidades productivas; fortaleciendo la quinta columna que nos golpea desde dentro; intentando dividir la FANB; logrando que la distribución de lo que importamos fluya hacia el contrabando, el bachaqueo, el acaparamiento, la especulación (Qué hace el ministerio de alimentación); agudizar el decomiso de mercancía a los productores agropecuarios mediante alcabalas en las carreteras; el desastre del transporte público, que obliga a que la gente sea literalmente robada con el costo de los pasajes o tener que caminar; la destrucción de la salud pública para que el imperio hable de crisis humanitaria. La crisis eléctrica, de la distribución de gas, agua.

Bajo una andanada terrorista mediática, política, con violencia mercenaria, la mano imperial ha instalado una guerra contrainsurgente en Nicaragua, donde el gobierno del presidente Daniel Ortega había logrado reconocidos avances en lo político, social y económico, después de ganar por tercera vez consecutiva en las elecciones de 2016 con más del 72 por ciento de los votos, y mantener el país como una zona de paz en una subregión cada vez más violentada.

Frases

“La integración caribeña latinoamericana es la única manera de salvar a nuestros pueblos de la hegemonía imperialista”

Hugo Rafael Chávez Frías

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar

Correos del Sur Nº68

 

Descargar