El ataque del último viernes 16, en que tres suicidas del grupo Boko Haram, de lo que se cree participaron mujeres, detonaron sus chalecos explosivos en medio de la concurrencia del mercado de pescado de Konduga, a las afueras de Maiduguri, capital del norteño estado de Borno, dejando al menos 22 muertos (algunas fuentes ya hablan de que serían 40 los muertos) y más de 40 heridos, trae una vez más la atención de la prensa internacional sobre el grave conflicto que asuela a Nigeria desde el año 2009 ya ha producido más de 30 mil muertos y casi tres millones de desplazados.

A poco más de un mes de las presidenciales, en las que el ex general Abdel-Fattah al-Sisi, intentara su reelección, ha decidido dar un fuerte golpe de timón en la lucha contra el terrorismo wahabita, que ha protagonizado, desde el derrocamiento del presidente Mohamed Morsi, en julio de 2013,inumerable cantidad de ataques y atentados contra diferentes objetivos civiles, militares y religiosos, que abarcan desde ataques a puestos de control como los sucedidos en julio de 2015 en el Sinaí, cuando una serie de asaltos coordinados, dejó al menos 50 policías muertos o el atentado a la mezquita sufí de al-Rawda, en Bear al-Abd, a 40 kilómetros de al-Arish, capital de la provincia Norte-Sinaí el viernes 24 de noviembre último, que se convirtió en el mayor atentado de la historia reciente del país con un saldo 305 muertos, de ellos 27 niños y cerca de 200 heridos. En diciembre de 2016 otro ataque a la iglesia de San Marcos de la minoría copta en el Cairo, causó una treintena de muertos y cerca de 50 heridos, en abril de ese mismo año un doble ataque contra a dos iglesias también coptas, en Alejandría y en la ciudad de Tanta, produjeron en total 43 muertos y 120 heridos. Otro de los objetivos más apreciados por el terrorismo, son los centros turísticos, los que está haciendo colapsar la fuente de recursos más importantes del país, como el derribo del vuelo 9268 de la aerolínea rusa Kogalymavia, un Airbus A321 que transportaba turistas desde el complejo de Sharm el-Sheikh, en las orillas del Mar Rojo hacía Moscú, matando a sus 224 ocupantes.

Algunos personeros políticos españoles siguen mirando a América como la colonia que fue hace ya dos siglos.

La polarización que domina a la sociedad venezolana, que no recoge los verdaderos conflictos de la sociedad venezolana, a veces más bien los oculta, debe ser superada. El presidente Maduro es clave para que eso se logre. Mas pedagogía política, un estilo más unitario que aisle al enemigo principal (Trump, las fuerzas internacionales que él representa y la cúpula de dirigentes políticos aliados de las fuerzas imperiales, que dejaron de ser venezolanos y son claros partidarios de la intervención transnacional).

Hoy la sociedad humana vive bajo una crisis sistemática económica, la cual ha creado una realidad de valores ante el modelo capitalista neoliberal, los efectos de la guerra a nivel planetario, ha creado una crisis humanitaria, que va desde millones de seres humanos como víctimas de un modelo trasnacional, que invade naciones a escala planetaria, para vender la armas a través del Complejo Militar Industrial, transformándose en el mayor ingresos de EEUU, Europa e Israel, compitiendo con Rusia y China en una nueva campaña armamentista, creando en el planeta una crisis y guerras asimétricas.

Frases

“Al imperio no hay que subestimarlo, pero tampoco hay que temerle. Quien pretenda llevar adelante un proyecto de transformación, inevitablemente chocará con el imperio norteamericano”

Hugo Rafael Chávez Frías

Correos del Sur Nº56