Tras la fachada neoliberal de la Alianza del Pacífico se escondería un refinado proyecto de ingeniería geopolítca cuya finalidad última sería dinamitar el proyecto político-integracionista representado por la UNASUR e intensificar la política de aislamiento de los Gobiernos progresista-populista de la región, en especial de Venezuela tras quedar huérfana del alma mater de la Revolución Bolivariana (Chávez) así como finiquitar el proyecto integrador económico del MERCOSUR, proceso de de integración económico creado en en 1991 tras la firma del Tratado de Asunción entre Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay al que posteriormente se habría incorporado Venezuela como Estado parte, quedando Bolivia, Colombia, Perú, Ecuador,Chile, Surinam y Guyana como “Estados asociados”.

Están apurados por firmar acuerdos de libre comercio luego de que el presidente estadounidense diera de baja el acuerdo TransPacífico.

Otra vuelta de tuerca contra los pueblos de América Latina: Washington giró instrucciones, y la República Bolivariana de Venezuela fue suspendida como miembro pleno del Mercado Común del Sur (Mercosur)… “por incumplimiento de sus obligaciones” (sic, Asunción, 2 de diciembre).

Representantes de nuestra organización solidaria se apersonaron ante La Moneda y la Embajada de la República Argentina para entregar sendas notas de protesta por la inconsistente actitud violatoria del Derecho Internacional y la Carta Constitutiva del Mercosur, al impedir el ingreso de los Cancilleres Delcy Rodríguez, de Venezuela, y David Choquehuanca a la reunión convocada por Argentina en Buenos Aires.

Hay hechos, imágenes, gestos que sirven a la perfección para graficar lo que significa la intolerancia, la bestialidad de ciertos individuos, incluido la buena dosis de fascismo que circula por sus venas. La Argentina actual está infectada de esas y otras lacras. Responden al tiempo político que ha caído como un golpe de maza sobre los hombros de sus habitantes. No alcanza con decir tarifazo, inflación que se desborda mes a mes, despidos al por mayor, destrucción de programas, instituciones y servicios comunitarios. Todo ello sazonado con protocolos represivos, detenciones arbitrarias, amenazas y otras enojosas variantes de ataque directo a los derechos de cada persona. Sí, se sabe que el capitalismo que hoy impera no puede andarse con sutilezas. Es transparente en su brutalidad. Y a partir de allí, proclama ser impune y no preocuparse por ello.

Frases

"Creo en los poderes creadores del pueblo"
          Aquiles Nazoa

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº100

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar