El 22 de marzo, Donald Trump se reunió en Florida con los presidentes de Jamaica, Bahamas, Haití, República Dominicana y Santa Lucía. Hubo varios temas en la agenda: seguridad, energía, inversiones, presencia china en la región y Venezuela.[1] En la reunión estuvieron también funcionarios del Gobierno de EE. UU., entre ellos, el jefe de Gabinete Mick Mulvaney, John Bolton, asesor de seguridad de la Casa Blanca y Jessica Bedoya Hermann, directora para Asuntos de Centroamérica y el Caribe del Consejo Nacional de Seguridad.[2]

La fragilidad de los Estados naciones del Mar Caribe está en que su relativo aislamiento geográfico les hace más vulnerables a los embates de la naturaleza que en los países anclados en tierra firme que los pueden enfrentar con desplazamientos internos.

El reordenamiento geopolítico y geoeconómico mundial se acelera vertiginosamente con las crisis continuas en Europa, la pérdida de hegemonía económica y financiera de Estados Unidos, las nuevas potencias emergentes en el tablero internacional, la guerra de ocupación permanente en Oriente Medio y la tendencia a la parálisis de la unidad e integración de América Latina, situación ésta que provocaría una derrota histórica y estratégica de la región, después de más de diez años de avances muy importantes bajo el impulso de gobiernos nacionalistas, antiimperialistas y socialistas inspirados por la gesta libertaria de Bolívar, Morazán y San Martín en el siglo XIX.

La Habana fue sede en la semana pasada de tres importantes reuniones de los países caribeños. En ese contexto, Venezuela, en la persona de su canciller Delcy Rodríguez recibió de su homólogo cubano Bruno Rodríguez Parrila la presidencia pro témpore para 2017 del Consejo de Ministros de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), una vez que la patria de Bolívar fue elegida para esa responsabilidad por unanimidad.

Patria Grande.- Días atrás culminó en República Dominicana la V Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). Las crónicas y notas de análisis han coincidido en señalar que los documentos aprobados, la Declaración de Punta Cana, 20 Declaraciones especiales y el Plan de Acción 2017, expresan de manera inequívoca la voluntad de defender y continuar avanzando por el camino de la integración regional soberana.  Sin embargo, sería ingenuo pretender que la integración atraviesa su mejor momento.

Frases

"Escuchad mi última voz... Os pido... Os ruego, que permanezcan unidos para que no seáis los asesinos de la patria y vuestros propios verdugos..."
          Simón Bolívar

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº97

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar