Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

Golpe y contragolpe en el tema de la gasolina en Venezuela

Distintos medios han informado que Petróleos de Venezuela (PDVSA) ha reiniciado la producción de gasolina en la refinería Cardón, que forma parte del Complejo Refinación de Paraguaná (Falcón), con capacidad para producir 310 mil barriles por día (bpd).

La recuperación se debe a que ya su unidad de craqueo catalítico estaba funcionando a fines de la semana pasada, luego de un incendio preocupante, según indicaron fuentes cercanas a la empresa.

Avances con viento en contra

El craqueo catalítico es un proceso crucial para la producción de gasolina y la mencionada unidad había detenido su actividad la semana pasada tras un incendio en la planta que fue rápidamente contenido por el equipo de control de daños.

Este equipo actuó con inmediatez al inicio del siniestro y solo se reportaron daños materiales en el área de producción y refinación de crudo para la producción de gasolina, preservando el estado de la infraestructura.

Cardón, una de las refinerías que actualmente produce gasolina en Venezuela, posee una red de refinación de 1,3 millones de bpd y está mayormente paralizada tras años de sabotaje y sanciones estadounidenses a PDVSA que también ahogan las importaciones de gasolina.

Algunas fuentes aseguran que la petrolera nacional está enviando actualmente 60 mil bpd de gasolina a las estaciones de servicio en todo el país en comparación con los 30 mil bpd durante la crisis de combustible en mayo.

Las medidas coercitivas han hecho que, mientras el resto del mundo lidia con un exceso de oferta masiva de hidrocarburos que ha afectado los precios de la energía, Venezuela vea afectada su seguridad energética y exportaciones por falta de combustibles.

Recuperando cifras luego de la crisis de mayo

El constituyente David Paravisini aseguró el pasado 11 de julio a Últimas Noticias que Venezuela “está produciendo gasolina en El Palito y Paraguaná” con petróleo de Monagas y Anzoátegui gracias “a la combinación de acciones políticas” que iniciaron el 20 de febrero, con la firma por parte del presidente Maduro de dos decretos que crearon la Comisión Alí Rodríguez Araque y el Estado Mayor de los Consejos Productivos de los Trabajadores (CPT).

Agregó Paravisini que “Se están produciendo de 600 mil barriles diarios para cumplir con las exportaciones y el consumo interno” y que “Hay un proceso de producción de gas propano y butano para bombonas y recientemente en El Palito comenzó la producción de 4 millones de toneladas de gas para bombonas”.

Con estas acciones el gobierno pretende contrarrestar las colas por gasolina.

Mediante la reactivación descrita por el también experto petrolero es posible abastecer el mercado interno de combustible con producción nacional y se favorece un repunte en la producción de gas doméstico, lo que reduce la inestabilidad social que generan los efectos de las medidas coercitivas unilaterales aplicadas por el gobierno de Estados Unidos, solicitadas y apoyadas por sectores del antichavismo.

Los decretos referidos permiten que los trabajadores aborden problemas internos de la industria con mayor autonomía, la organización incluye la participación de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana mediante la Milicia Nacional Bolivariana y otras expresiones de la clase trabajadora organizada.

Más cooperación ante más amenazas

Aun cuando la producción de Pdvsa “se ha visto restringida por las sanciones que Estados Unidos aplica a empresas del mundo”, Venezuela “cuenta con países como India, China, España, Italia y empresas estadounidenses con las que mantiene relaciones comerciales” agregó Paravisini.

Además de los 1,53 millones de barriles de gasolina y alquilato (componente de mezcla utilizados para producir gasolina) enviados en mayo pasado, la República Islámica de Irán envió trabajadores con experiencia, técnicos de transporte, piezas de repuesto y equipos para la refinación de petróleo.

Ambos países bajo sanciones han intensificado la cooperación binacional contra el bloqueo estadounidense mediante la cooperación en proyectos energéticos, agrícolas y financieros, así como en la pandemia de COVID-19.

La administración Trump trató de detener los envíos con intimidaciones, pero optó por no interceptar a los barcos iraníes ante la respuesta de Teherán de tomar represalias.

Sin embargo, el pasado 2 de julio fiscales federales de Estados Unidos interpusieron una demanda ante la corte federal del Distrito de Columbia, con el objetivo de facilitar la incautación de los buques iraníes Bella, Bering, Pandi y Luna que transportaban combustible a Venezuela.

A raíz de la demanda, el país del norte emitió una orden ilegal de incautación de los buques, utilizando como argumento su supuesta relación con la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, brazo de las fuerzas armadas del país persa que Estados Unidos ha designado como “organización terrorista”.

Estas acciones no han logrado su cometido e Irán ha intensificado su cooperación con Venezuela, ya no solo con una segunda tanda de envío de combustible, sino también trayendo alimentos y otros bienes básicos.

Las autoridades de Irán y Venezuela han asegurado una y otra vez que seguirán reforzando cooperaciones en varios sectores como el petrolero y el sanitario; advirtiendo a Washington que no intervenga en los asuntos de interés mutuo de los dos países.

El sector energético, especialmente el petrolero, constituye el núcleo de la disputa geopolítica en la que se inserta la operación de cambio de régimen que promueve Washington en Venezuela, queda por ver las reacciones de sus operadores, mucho más cuando Trump ha advertido que “algo va a pasar con Venezuela” y que, en el panorama mencionado, Estados Unidos estará “muy involucrado”.

 

_____

Fuente: Misión Verdad

Frases

 

“Tenemos que unirnos porque el mundo lo acelera todo y sino aceleramos nuestra unidad, ese mundo se viene contra nosotros”

Hugo Chávez
 
 

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº126

 

Descargar

 

Xi Jinping: Tres discursos

 

Descargar