Mucho se ha escrito sobre la revolución rusa. Como toda revolución, inaugura y cierra un ciclo histórico. Así sucedió con la americana, la francesa y, en América Latina, con la mexicana y la cubana.

Si hubiera que hacer una apretada síntesis de las lecciones que la juventud y la clase trabajadora del siglo XXI puede aprender de la Revolución Rusa de 1917, yo señalaría 8 aspectos:

Hace cien años se inició la Revolución en Rusia. Era según el calendario juliano un 25 de octubre de 1917 (equivalente en el resto del mundo al 7 de noviembre del calendario gregoriano). En la ciudad de Petrogrado (más tarde Leningrado durante la época del campo socialista y después con la desaparición de la URSS, hasta nuestros días, San Petersburgo).

La revolución del 7 de noviembre (la fecha corresponde al 25 de octubre calendario juliano vigente en aquel tiempo) de 1917 en Rusia fue uno de los acontecimientos más importantes del siglo XX, que afectó de una manera sustancial el curso de la historia de Eurasia y de todo el Mundo.

Hace 12 años exactamente las calles de Mar del Plata hervían de multitudes. Banderas, bombos, redoblantes y pancartas apuntaban a un solo objetivo hecho consigna: "No al ALCA”, Apuntaban a ese injerencista “tratado de libre comercio” con toda la potencia posible que permitiera frenarlo. No era para menos: la ciudad balneario albergaría la Cumbre de presidentes en la cual se aprobaría o no la nefasta iniciativa motorizada por Estados Unidos y algunos de sus acólitos. Pero además, también allí, cerraría sus sesiones en un gran estadio la más gigantesca Contracumbre que se recuerde por estas tierras, siendo la figura fundamental de la convocatoria nada menos que el Comandante Hugo Chávez.

Frases

“La integración caribeña latinoamericana es la única manera de salvar a nuestros pueblos de la hegemonía imperialista”

Hugo Rafael Chávez Frías

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar

Correos del Sur Nº70

 

Descargar