En Venezuela hay un proceso de desestabilización en pleno desarrollo. ¿Desde cuándo? Desde hace más de 15 años, sin ninguna duda. Golpear a la democracia cuando ésta no conviene a los intereses de los poderosos es algo que data desde la propia implementación de las reglas democráticas, pero lo cierto es que en Venezuela, esta práctica se ha repetido insistentemente desde que Hugo Chávez ganara las elecciones el 6 de diciembre de 1998.

Desde 1983 hubo 40 paros generales en la Argentina, con un promedio de uno cada diez meses. La mayor cantidad y frecuencia de paros generales se registra en dos gobiernos radicales. En cuanto al número, Raúl Alfonsín ocupa el primer lugar con 13 paros nacionales en su contra, mientras que, si se tiene en cuenta el tiempo de gestión, encabeza el ranking el gobierno de Fernando de la Rúa, con casi un paro general cada tres meses. Es difícil saber cuantos paros generales hubo en toda la historia argentina. Entre otros motivos debido a que hubo numerosas divisiones de las centrales obreras y muchas veces las convocatorias era muy parciales. Pero la modalidad de la huelga general ha sido muy utilizada, y por variadas razones. Es una práctica desconocida en Estados Unidos y muy poco frecuente en la mayoría de los países de la región. 

 

El 30 de marzo de 1982 se palpó que la dictadura militar se cuarteaba. Con enorme perspicacia, se hubiera podido leer que empezaba a terminar aunque sin saberse cuánto perduraría. La movilización convocada desde la CGT Brasil, conducida por Saúl Ubaldini, fue masiva. Desafió una represión feroz ordenada por la Junta Militar, en varias ciudades.

Hay quienes piensan que la vida de una persona es demasiado corta para incidir en el devenir de los pueblos y de sus procesos de liberación, que ello queda limitado a los gigantes de la historia que como Bolívar, despiertan cada cien años para conducir a sus pueblos hacia un futuro mejor. Y por muy lógico que sea este pensamiento, siempre nos queda argumentarle que el compromiso de por vida de muchas personas sirve para que los pueblos tomen conciencia de sus realidades y busquen y encuentren caminos de liberación y hagan los objetivos más realizables a las siguientes generaciones. Compromiso individual que se funde en lo colectivo en aras de conseguir cambiar la historia y ponerla al servicio de los pueblos y de sus aspiraciones más sentidas.

Los chirigüanos habían resistido durante siglos la colonización española. Pero fue con la República que los latifundistas comenzaron a codiciar la tierra de estas comunidades indígenas. Años de guerra entre los terratenientes y los chiriguanos fueron conformando un escenario de despojos, matanzas y atropellos contra una raza que se negaba al exterminio.

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº46