Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

El General Pedro Zaraza le contesta al General Pablo Morillo

El General Pedro Zaraza fue uno de nuestros máximos próceres de la independencia. Es de los que participa en el movimiento independentista en 1810, y a quién la Junta Revolucionaria de Caracas de ese entonces le dio la responsabilidad de levantar un cuerpo de caballería en los altos llanos orientales de la antigua provincia de Caracas, específicamente en Chaguaramas.

En 1813, con tan solo 80 hombres, batió en la Batalla de Espino una división de 600 soldados españoles. Por este hecho el General Mariño lo nombra Capitán y luego, en la batalla  de Aragua, el Libertador lo ascendió a Teniente Coronel.

Caída la Segunda República permanece en el país y organiza la resistencia en el alto llano Oriental (entre lo que es hoy Guárico y Anzoátegui) logrando levantar un cuerpo de 200 hombres que atormentan a las fuerzas española en luchas de guerrilla  durante los años de 1815 al 1816. Fue en ese periodo cuando los principales jefes patriotas, entre ellos nuestro Padre Libertador Simón Bolívar, se vieron obligados a exiliarse y organizar desde afuera del país la lucha por la independencia. Por esta Admirable conducta Bolívar lo nombra General de Brigada.

Pedro Zaraza, quien nació en la población de Chaguaramas, en el estado Guárico el 28 de Junio de 1775, es muy recordado por su hazaña contra el sanguinario asturiano José Tomas Boves en la Batalla de Úrica, cuando lo enfrentó y le atravesó el pecho de un lanzazo, ocasionándole la muerte. Ese día, minutos antes de la batalla Zaraza le había dicho a sus compañeros de arma minutos antes de la batalla: “Hoy es el día en que se rompe la Zaraza o se acaba la Bovera”. Al darle muerte a Boves cumplió la palabra empeñada de vengar la muerte de su esposa, Juana Francisca Arzola y la de miles de venezolanos patriotas víctimas del criminal Boves.

Hay un hecho que nos ayuda a conocer el carácter de este personaje y a valorar su gran firmeza, dignidad y lealtad a la causa republicana, entre otros méritos que allí se reflejan, sucedió en el año 1818. Ese año  el General en Jefe Pablo Morillo no podía contener el arrojo de nuestro General Zaraza y decidió intentar convéncerlo de que se pasara a las fuerzas españolas valiéndose de despreciables artimañas. Entonces, le escribió dos cartas invitándole a venirse con toda su tropa y prometiéndole a todos ellos conservar el grado proporcionado que prestase al momento de su sumisión.

Veamos la respuesta que en un lenguaje de elación y firmeza republicana dio nuestro héroe al General en Jefe Pablo Morillo.

Cuartel General en los Boquerones; Octubre 5 de 1818.

El General de Brigada Pedro Zaraza al señor Don Pablo Morillo.

No sé qué haya nada en común entre Usted y yo para que Usted se dirija a mí. Con el mayor rubor he recibido las dos cartas de Usted de 2 y 24 de Septiembre del presente año, porque la comunicación con un tirano alevoso como Usted es el mayor ultraje que puede recibir un leal patriota como yo. Me confundo al pensar qué causas han podido persuadir a Usted a que yo  fuese capaz de hacer traición a mí deber, a mi honor y a mi patria pasando a las degradadas banderas de Fernando. Cuanto más medito la avilantez de Usted, tanto más me confundo, sin saber a qué atribuir a la mancha que Usted ha querido imprimir a mí nombre pretendiendo atraerme al partido del Rey. Acostumbrado Usted a vender la libertad de su patria, por gracias de un tirano, ha llegado a persuadirse que todos los hombres participan del desnaturalizado carácter de Usted.

Yo desprecio tanto como a Usted los documentos que Usted me envía, sean falsificados o sean genuinos. Señor Morillo, por este solo vil rasgo de Usted sería capaz de abandonar la causa que Usted sigue, si yo tuviese la degradación de servir bajo sus órdenes. Es indigno de un General emplear una intriga tan rastrera para seducir a sus enemigos. Y si ya Usted no tuviese cubierto de ignominia por su atroz y pérfida conducta, este solo paso lo haría a Usted el escarnio de los hombres.

No se engaña Usted en suponerme sentimientos generosos, y que yo conozco los verdaderos intereses de mi patria oprimida por tantos desastres. Iguales sentimientos poseen casi todos mis compañeros de armas; y no soy solo yo el que puedo gloriarme de ser humano con nuestros enemigos. Y aunque los desastres de la nuestra patria, causados por los españoles, nos han obligado algunas veces a usar de su misma severidad, siempre hemos sido infinitamente más clemente que los desoladores de la América.

El amor a la humanidad, dice Usted lo anima a una reconciliación general. La paz con los tiranos es una conspiración contra la libertad; no puede haber paz entre el sacrificador y la víctima. Si Usted quiere paz, purgue Usted nuestro territorio de su odiosa presencia y de las reliquias miserables del ejército expedicionario que aún lo infectan. Si Usted amara la humanidad no habría venido a exterminarnos y habría quedado en España sirviendo fielmente las cortes de su nación y no al usurpador.

Aunque enemigos de los españoles, somos generosos con ellos: así, accediendo a las suplicas de mis compañeros de armas, yo me he dignado retornar a Usted un indulto a nombre de la Republica ofreciéndole un perdón absoluto por sus pasados crímenes y será Usted admitido al servicio de Venezuela con un grado militar proporcionado al mérito  que contraiga cuando pase con sus tropas a ponerse bajo nuestras banderas.

Yo me congratulo de que Usted al fin haya adoptado sentimientos compasivos y que, cambiando de lenguaje, use con tanta amenidad de los dulces nombres de religión, justicia y naturaleza que hasta el día le  habían sido extraños. La benéfica influencia de nuestro clima, la firmeza de nuestros conciudadanos parece haber humanizado la arrogancia castellana de Usted y de sus compañeros de infortunio.

Dios conserve la República de Venezuela para la destrucción de sus tiranos.

Pedro Zaraza.

General de Brigada del Ejército Libertador de Colombia (Gran Colombia).

Pedro Zaraza muere de una violenta enfermedad el 27 de Julio de 1825. Enfermedad que le impidió participar en la Batalla de Carabobo.

La firmeza y convicción de Pedro Zaraza, su fe en la victoria es el camino que debemos seguir en la senda de la construcción de la patria socialista.  ¡Viva Zaraza! ¡Viva Bolívar! Viva Chávez! ¡Viva nuestro pueblo! ¡Viva la Revolución Bolivariana!

Edgar Caldera. Del Movimiento Cultural Bolívar Insurgente y Dirigente Sindical de la Central Bolivariana del Estado Bolívar Venezuela.

 

_____

Fuente: Portal Alba

 

Postales para NO OLVIDAR

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº129

 

Descargar

 

Xi Jinping: Tres discursos

 

Descargar

 

Premio Aquiles Nazoa Periodismo Digital 2015

Premio Aquiles Nazoa Periodismo Digital 2015