El último país del continente americano de habla castellana pendiente de independizarse, se encuentra sumergido en una crisis económica descomunal.

La diplomacia imperialista siempre se ha basado en mentiras, chantajes, amenazas y provocaciones. Invariablemente es el mismo escenario, raido de tanto uso, que en la actualidad se repite con la idea engañosa de un desocupación ilusoria de Haití con el fin de seducir a la opinión nacional e internacional.

Publicamos una reseña del libro “La oscuridad y las luces. Capitalismo, cultura y revolución” de Eduardo Grüner (Edhasa Bs. As.2010). El 22 de agosto será un nuevo aniversario de la revuelta de esclavos de 1791 que inauguró la revolución en Haití y su posterior declaración de la Independencia en 1804. Justamente el libro trata del entrelazamiento entre capitalismo y esclavitud en el caso haitiano.

Solicitamos encarecidamente que revea esta propuesta y que extreme las medidas para asegurar que Naciones Unidas, el conjunto de sus países miembros y sobre todo los que han impulsado esta misión y se han beneficiado de sus acciones, reparen al pueblo de Haití, a las víctimas directas, sus familias y comunidades, los daños y violaciones a los derechos humanos provocados por la MINUSTAH.

El Haití mayoritariamente habitado por esclavos arrancados de sus tierras africanas (y así demográficamente mutiladas) y liberados por esfuerzo propio a fines del siglo XVIII, y vencedores de cuantos intentos militares trataron de devolverlos a sus amos, de inmediato se les negó el reconocimiento internacional de todos los países “civilizados” por ser esclavos negros temporal y salvajemente auto liberados.

Frases

“La integración caribeña latinoamericana es la única manera de salvar a nuestros pueblos de la hegemonía imperialista”

Hugo Rafael Chávez Frías

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar

Correos del Sur Nº68

 

Descargar