Valores como el patriotismo y la dignidad por un pueblo que estuvo sometido durante cuatro décadas a una política neoliberal, entreguista y excluyente, sobresalen hoy a seis años de la partida física del comandante Hugo Chávez.

Para los venezolanos es difícil pensar en algo que no haya dicho o hecho el líder de la Revolución bolivariana, y a la vez se traduzca en alguna enseñanza como la de 'ser leales a la Patria' por siempre.

Es precisamente la lealtad, -sentimiento de fidelidad a los principios morales-, lo que le permite al pueblo resistir con gallardía los embates de la guerra económica, y las amenazas de intervención militar orquestada por el Gobierno de Estados Unidos contra el país sudamericano.

Ante las acciones golpistas de la derecha que pretende mancillar el honor de quienes luchan por preservar la soberanía nacional, renace una y otra vez, el eterno soldado bolivariano, quien llevó su pensamiento a todos los ámbitos e impregnó de amor cada uno de sus proyectos defensores de la independencia latinoamericana.

En vida, Chávez se ganó el respeto de las personas, incluso de aquellos que lo adversaban, pues prefirió ser el vocero de la pobreza rural de la nación y nunca ocultó su procedencia, tradiciones, preferencias culinarias, familia, amigos; desde esas lealtades construyó su arsenal simbólico para enfrentar a la burguesía apátrida.

El oriundo de Sabaneta de Barinas en su trayectoria vital se empeñó en convertirse en un paradigma para enfrentar el capitalismo salvaje, sus tentaciones y agresiones permanentes, siempre con la premisa de que para ser un buen revolucionario hay que enherbolar las banderas del humanismo y el patriotismo.

Chávez en su andar recuperó la autoestima de la población humilde, que aprendió y construyó su derecho al trabajo, a la salud, a estudiar y formar parte de un proyecto de edificación espiritual desde el arte, la literatura, la práctica deportiva; quienes concientizaron a Venezuela como una nación mucho más grande de lo que las élites intentaron hacerles creer.

Este 5 de marzo cuando sean las 16:25 horas la fuerza chavista recordará aquel 2013, cuando la nación se vistió de rojo, y en evocación constante podrán su pensamiento en un hombre que trastocó los destinos de su patria y del continente Americano.

La Venezuela de Hugo Chávez necesita que a seis años del paso de su líder por el portón de los héroes para convertirse en leyenda, la ciudadanía comprenda que se impone promover una nueva cultura con cambios sustanciales en las concepciones ante la vida, y de la relación con el mundo.

Los nuevos escenarios solicitan de un sujeto que gane conciencia acerca de la necesidad de construir una sociedad solidaria y humanista gobernada por sus hombres y mujeres, y no por la fuerza ciega del mercado.

El enemigo de los venezolanos es el régimen neoliberal que despoja a los trabajadores de su seguridad laboral, derechos sindicales y prestaciones sociales, sanitarias y educativas; que criminaliza al inmigrante y niega al campesino el derecho a la tierra; que cierra a los pobres la posibilidad de tener casa, el camino a la escuela, la puerta de los hospitales.

Ante este combate mundial por la sobrevivencia de la especie humana, las vanguardias intelectuales de la izquierda venezolana y latinoamericana se esfuerzan por contribuir en la preservación de una Revolución nacida del sueño chavista de construir el Socialismo del siglo XXI.

 

          

Fuente: Prensa Latina

Frases

"Creo en los poderes creadores del pueblo"
          Aquiles Nazoa

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº99

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar