Representante de Venezuela: “¡Nos vamos, y a esta OEA nunca vamos a regresar!” (+Video)

La cátedra de derecho internacional del representante de México en la OEA

La Cancillería de Venezuela denunció ante la comunidad internacional la violación del derecho internacional y de la Carta de la Organización de Estados Americanos (OEA) en la sesión de este martes, donde 18 países aprobaron una resolución sobre el país suramericano en la que se designa a Gustavo Tarre Briceño como supuesto “representante permanente” de Venezuela ante la organización, “designado de la Asamblea Nacional, hasta que se celebren nuevas elecciones”.

Tarre Briceño es la persona propuesta por el diputado venezolano Juan Guaidó, autoproclamado como supuesto presidente interino venezolano con apoyo del gobierno estadounidense, para representar a Venezuela en la OEA.

“Se trata de una de las más infelices decisiones tomadas en la larga historia de desafueros jurídicos y políticos de esta Organización, una vulgar instrumentalización del chantaje y la presión contra los Estados miembros para satisfacer los deseos de la política neo monroísta de Washington”, dice el comunicado.

El texto de la Cancillería calificó de ilegítima la aceptación de Gustavo Tarre como representante permanente “designado” por la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, la cual se encuentra en desacato desde 2016 y cuyos actos son nulos.

Este acto fue de la OEA “convalida el plan de golpe de Estado iniciado el 23 de enero pasado, y pretende crear condiciones para profundizar la agresión injerencista contra nuestro país, incluyendo la amenaza de una intervención militar”, indica el comunicado.

Asimismo, el Gobierno Bolivariano aseguró que esta resolución aprobada por EE.UU. y sus Gobiernos satélites en América Latina demuestra que “nunca contaron con la mayoría necesaria de los Estados miembros para agredir a Venezuela y, a la final, se vieron forzados a vaciar la organización de todos sus principios.

Venezuela abandona la OEA el 27 de abril

La Cancillería expresó que el Gobierno de Venezuela considera como nulo y carente de legalidad cualquier “acciones, decisión y/o acuerdo adoptado de manera bilateral o multilateral en el seno de la OEA con la participación de un fantoche político usurpador”.

Además, el Gobierno reiteró su “indeclinable decisión de abandonar la Organización de Estados Americanos el próximo 27 de abril de 2019, de conformidad con la denuncia efectuada hace dos años (…) al considerar que la República Bolivariana de Venzuela no puede permanecer en una organización arrodillada a los intereses imperiales y supremacistas de la administración estadounidense”.

A continuación, el comunicado completo:

Venezuela denuncia la violación del Derecho Internacional y Carta de la OEA ante aval a títere designado por Trump

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, denuncia ante la comunidad internacional y los pueblos del mundo la descarada y criminal violación del Derecho Internacional y de la Carta de la Organización de Estados Americanos durante la Sesión Extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA ocurrida el 09 de abril de 2019, durante la cual un grupo de Gobiernos satélites de Washington ha dado aval a un títere político designado por Donald Trump.

Se trata de una de las más infelices decisiones tomadas en la larga historia de desafueros jurídicos y políticos de esta Organización, y una vulgar instrumentalización del chantaje y la presión contra los Estados miembros para satisfacer los deseos de la política neo monroísta de Washington.

Con la ilegítima aceptación de un fantoche político cuya espuria existencia resulta de la transgresión del ordenamiento jurídico de la República Bolivariana de Venezuela, la OEA convalida el plan de golpe de Estado iniciado el 23 de enero pasado, y pretende crear condiciones para profundizar la agresión injerencista contra nuestro país, incluyendo la amenaza de una intervención militar.

Con esta decisión -que hunde aún más a la OEA en el desprestigio y la ilegalidad- EE.UU y sus Gobiernos satélites demuestran que nunca contaron con la mayoría necesaria de los Estados miembros para agredir a Venezuela y, al final, se vieron forzados a vaciar la organización de todos sus principios.

El Gobierno Bolivariano de Venezuela, fiel a sus principios republicanos y democráticos, a su Constitución y al Derecho Internacional, enfatiza que no reconocerá ningún emisario político, sea cual sea la titularidad o denominación que se le otorgue ante el seno de la OEA, que no haya sido designado de conformidad con las disposiciones constitucionales, es decir, por el máximo representante del Poder Ejecutivo Nacional y Jefe de Estado de la República Bolivariana de Venezuela, el Presidente Nicolás Maduro Moros.

En ese sentido, el Gobierno de Venezuela informa que toda acción, decisión y/o acuerdo adoptado de manera bilateral o multilateral en el seno de la Organización de Estados Americanos con la participación de un fantoche político usurpador, será considerado por el Gobierno venezolano como un acto nulo y carente de legalidad. Por lo tanto, el Estado venezolano, no estará obligado a cumplir ninguna de las disposiciones acordadas con un procónsul designado por Washington, ni mucho menos a resarcir en ningún área, al Estado o grupos de Estados que se comprometan con ilegítimos representantes que finjan actuar a nombre del Estado venezolano, sin que ello suponga desconocimiento de los tratados y acuerdos bilaterales y multilaterales previamente acordados por la República Bolivariana de Venezuela.

Ante el evidente fracaso del golpe de Estado iniciado en enero pasado, el Gobierno de Trump ha movido a sus peones políticos en el continente para doblegar la voluntad democrática de los Estados miembros y darle barniz legal y un dudoso oxígeno a la agresión contra Venezuela. Washington ha forzado una decisión criminal, ha iniciado una ruta tenebrosa que ensombrece el futuro de las relaciones entre los Estados en el continente.

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela ratifica su indeclinable decisión de abandonar la Organización de Estados Americanos el próximo 27 de abril de 2019, de conformidad con la denuncia efectuada hace dos años, y en el marco de los procedimientos correspondientes, al considerar que la República Bolivariana de Venezuela no puede permanecer en una organización arrodillada a los intereses imperiales y supremacistas de la administración estadounidense.

En Caracas, cuna de libertadores, a los 09 días del mes de abril de 2019.

 

Representante de Venezuela: “¡Nos vamos, y a esta OEA nunca vamos a regresar!” (+Video)

Con 18 votos a favor (seis menos que los 24 votos reglamentarios), el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos aprobó este martes una resolución designando a Gustavo Tarre Briceño como supuesto  “Representante Permanente” de Venezuela ante la organización, “designado de la Asamblea Nacional, hasta que se celebren nuevas elecciones”. La representante legítima de Venezuela ante la OEA, Asbina Marín Sevilla, denunció que la medida es ilegal y “significa el fin de la vigencia de la Carta Fundacional”.

En total, 9 países votaron en contra, hubo seis abstenciones y un ausente.

Tarre Briceño es apoyado por el denominado Grupo de Lima como supuesto representante de Venezuela designado por el diputado Juan Guaidó, quien el 23 de enero pasado se autoproclamó Presidente interino de Venezuela con el apoyo del gobierno estadounidense. El “Grupo de Lima” es un conjunto de países latinoamericanos que apoyan a la administración Trump en sus intenciones de derrocar al Presidente venezolano, Nicolás Maduro, y que incluyen a naciones como Argentina, Canadá, Colombia, Perú, Chile, Paraguay y Guatemala. .

Sin embargo, tras diferentes acciones de Guaidó en contra del gobierno de Maduro, el autoproclamado ha perdido notable apoyo de la comunidad internacional.

Representante venezolana: La OEA no tiene la autoridad

Asbina Marín Sevilla, representante legítima del gobierno del Presidente Nicolás Maduro ante la OEA, intervino al comienzo de la sesión para recordar que la organización “no tiene autoridad para reconocer o desconocer a los gobiernos de sus estados miembros”, debido a que esto “es una acción individual y soberana de cada estado” y, como acto político, no puede ser impuesto a otros estados pues perderían su propio derecho soberano a gobernar sus relaciones internacionales, razón por la cual nunca se ha intentado poner en práctica esta violación al derecho internacional.

Recordó que la única medida que puede tomar la OEA es la suspensión de un estado miembro, decidida  en una Asamblea General Extraordinaria con dos tercios de los votos de los cancilleres. “No hay otra; no existe la medida de desconocer, y menos la medida de cambiar a los gobiernos”, apuntó Marín Sevilla.

“¿Dónde está la resolución de la Asamblea General que, con al menos 24 votos, reconoce a una autoridad distinta al Presidente Nicolás Maduro? ¿Saben por qué no existe? Porque legalmente, es imposible que exista”. Explicó que, “sin esa resolución de la Asamblea General, todo acto es nulo y significa el fin de la vigencia de la Carta Fundacional. La OEA seguirá existiendo, pero sólo como un fantasma de lo que quiso ser, y no pudo”.

“Toda improvisación o manipulación que permita una acción distinta, por un órgano de menor jerarquía y con un umbral menor a los dos tercios, es ilegal y cambia la norma y la práctica histórica para cercenar los derechos de todos los miembros”, explicó.

Explicó Marín Sevilla que  la aprobación confirma que “nunca tuvieron los votos para trabajar con la voluntad mayoritaria de la región” y que nunca tuvieron el interés de presentar los principios y prácticas de la OEA.

Señaló que se están cometiendo “dos golpes de Estado”: uno cometido contra todos los principios de la OEA, y “otro cometido desde la OEA contra un Estado intervenido, al que se le impone una representación desde el extranjero”.

“Convirtieron a la OEA en un cascarón vacío”

“Al final, convirtieron a la OEA en un cascarón vacío, impotente para defender sus propios principios. Así, probaron que nuestra decisión de renunciar fue la correcta. ¡Nos vamos, y a esta OEA nunca vamos a regresar!

La representante venezolana denunció que “lo que va a ocurrir hoy (la designación de Tarre Briceño) es el final de una cadena de violaciones y trampas, que para convertir a la OEA en un arma contra Venezuela, terminó destruyendo toda la estructura del derecho internacional que la sostiene”.

http://albaciudad.org/wp-content/uploads/2019/04/40577792773_e35afa5f9d_k-680x453.jpg

Foto: Juan Manuel Herrera/OEA

Recordó que el Secretario General, Luis Almagro, ha promovido la guerra contra Venezuela, y que la organización es cómplice de todas las medidas de extorsión económica que violan los derechos de las y los venezolanos, se promueve el saqueo de las riquezas de Venezuela y se amenaza con el uso de la fuerza contra el país.  “Todas esas masivas violaciones de la Carta de la OEA se alentaron desde esta sala”, denunció.

“La casa de la OEA la hicieron inhabitable”, acusó.

En la OEA se ejecutan “dos golpes de Estado” contra Venezuela

El lunes, el Embajador Representante de Venezuela ante la ONU, Samuel Moncada, alertó que en la Organización de los Estados Americanos (OEA) se estarían fraguando “dos golpes de Estado”: uno contra su país y otra contra el documento que rige al propio organismo.

“En la OEA habrá dos golpes de Estado: uno contra la Carta de la OEA y otro contra el Gobierno de Venezuela y su representación diplomática. Aquí la primera prueba”, escribió Moncada a través de su cuenta en la red social Twitter, junto a una imagen que mostraba un proyecto de resolución sobre la situación en Venezuela.

El documento propuesto que mostró el diplomático venezolano habría sido emitido por el Consejo Permanente de ese organismo y expresó que “nunca antes el Consejo Permanente de la OEA ha tomado una decisión de ese tipo, simplemente porque no tiene esa autoridad”.

El referido documento estaría reconociendo la “designación” de un nuevo “personal diplomático” que hiciera en días pasados el líder opositor venezolano Juan Guaidó, quien se autoproclamó “presidente encargado” de Venezuela el pasado 23 de enero.

Moncada alertó que “con esta resolución quieren expulsar de facto a los representantes de Venezuela y sentar en su lugar a una persona que no se sabe a quien representa, pues la OEA nunca ha reconocido a otro Presidente distinto a Nicolás Maduro”.

El alto funcionario del país suramericano calificó además como “aberración jurídica” de la OEA tener un representante de un gobierno que no existe oficialmente en la OEA, y denunció que dicha “aberración” es posible “por la voluntad fraudulenta del Embajador de EEUU quien es cómplice del delito”.

“(Luis) Almagro no tiene autoridad para reconocer presidentes. Esa autoridad no existe, así como tampoco existe en la OEA un documento de ‘reconocimiento’ a un presidente autoproclamado”, manifestó Moncada.

Para el diplomático, los países de la región que se oponen al gobierno de su país “no pudieron convencer a la región para oponerla a Venezuela” y lamentó que, en consecuencia “terminaron vaciando a la OEA de todos sus principios y prácticas históricas”.

 

La cátedra de derecho internacional del representante de México en la OEA

http://misionverdad.com/sites/default/files/styles/mv2_820x460/public/media/photos/lomocano.jpg?itok=7ujYJV40

Durante la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA del 9 de abril, destacaron las intervenciones del representante de México, Jorge Lomónaco, quien dio una cátedra de derecho internacional público y de los límites jurisdiccionales del sistema interamericano. 

Y es que el tema que se abordaba en el Consejo Permanente lo ameritaba. Violentando la carta de la OEA y los rasgos fundamentales del derecho internacional, se intentaba ratificar el nombramiento de Gustavo Tarre Briceño como "embajador" de Venezuela, aceptándolo como representante internacional del "gobierno paralelo" de Juan Guaidó. 

La resolución presentada para tal fin fue rechazada por Lomónaco, entre otros representantes, pero fue el embajador mexicano quien explicó de mejor manera la ilegalidad de la acción.

Se refirió al artículo 56 de la Carta de la OEA, que versa sobre la designación de representantes de Estados miembros, argumentando que en ninguna parte se habilita el nombramiento de "embajadores" de un poder del Estado, en tanto fue mediante la Asamblea Nacional (en desacato) que se "designó" a Tarre. 

Lomónaco presentó dudas lógicas sobre la resolución e hizo ver cómo extralimitaba las funciones de la OEA, pues no quedaba claro si se intentaba sustituir la representación formal del Estado venezolano por la del poder legislativo, o si coexistirían ambas en el seno del organismo, lo que ambos casos implicaría una ruptura del derecho internacional. 

Asimismo criticó que la aprobación de dicha resolución se hiciera por mayoría simple y que fuera en el Consejo Permanente, dado que no es la instancia superior del organismo (como sí lo es la Asamblea General) para discutir un asunto de tal naturaleza e impacto para el futuro del organismo regional.

Lomónaco también afirmó que esta decisión, violatoria de la Carta de la OEA, agudiza la "parálisis" de la organización. 

 

          

Fuente: Alba Ciudad

Frases

"Escuchad mi última voz... Os pido... Os ruego, que permanezcan unidos para que no seáis los asesinos de la patria y vuestros propios verdugos..."
          Simón Bolívar

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº96

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar