Medio millón de personas movilizadas fue la cantidad que, desde el palco y con cierto optimismo, estimaron los organizadores. Lo cierto es que la Plaza de Mayo estuvo repleta por las columnas que, desde el mediodía, comenzaron a ingresar por la Avenida de Mayo y las dos diagonales.

Por el sur llegaron los sindicatos confederados en la CGT y enrolados en el Frente Sindical para el Modelo Nacional. Allí se lucieron las columnas de Bancarios, pilotos (APLA), el SMATA, el SOMU, Camioneros y aeronavegantes, entre otras. Además entraron por allí las muy nutridas columnas de las organizaciones sociales que componen el denominado triunvirato de San Cayetano: la CTEP, la CCC y Barrios de Pie. Se trató de las organizaciones que participaron de la movilización y el acto en carácter de adherentes y que no se sumaron al paro de 36 horas pero sí al de 24 que comienza a las 0 horas del martes.

La Avenida de Mayo quedó reservada para las organizaciones convocantes. Por allí ingresaron las columnas de ambas CTA. La de los Trabajadores de Hugo Yasky y la fracción de la Autónoma que responde a Pablo Micheli. Detrás, los sindicatos de base de esas organizaciones. En primer lugar los docentes de CTERA y Suteba, luego los estatales de ATE y el Astillero Río Santiago y los gremios privados de Fetera como los aeronáuticos de APA los metrodelegados, entre otros sindicatos.

Por Diagonal norte ingresó la columna del Plenario del Sindicalismo Combativo encabezada por el Sindicato del Neumático, la Unión Ferroviaria de Haedo y la AGD-UBA que, junto con sindicatos docentes opositores a la conducción de Yasky y Baradel, se movilizaron en forma independiente y bajo la consigna de “plan de lucha hasta derrotarlos”. Luego harían un acto propio exigiendo la continuidad de las medidas. Por la calle Bolívar ingresó la columna del Sipreba encabezada por los trabajadores de Télam que cumplen tres meses de paro y permanencia pacífica en las instalaciones de la Agencia. En la plaza también se hizo notar la presencia de manifestantes no organizados y con carteles hechos a mano exigiendo el cese del ajuste y la renuncia del presidente Mauricio Macri.

El acto comenzó, como estaba previsto, a las 15.30 horas. Allí unos 50 dirigentes sindicales y de movimientos sociales dieron el marco al acto con el propósito explícito de dar una muestra de “unidad de los trabajadores”. Debajo del escenario se montó un palco reservado para organizaciones de derechos humanos y dirigentes políticos. Más de diez intendentes del conurbano bonaerense formaron parte de la comitiva VIP que allí se ubicó. El único dirigente eminentemente político que se hizo notar arriba del escenario fue el diputado nacional Agustín “Chivo” Rossi.

Diez oradores de distintas organizaciones se dirigieron a los manifestantes que, una y otra vez, coreaban el clásico cántico que hace ya más de un año se extiende en estadios de fútbol y recitales y cuyas siglas quedaron inmortalizadas: MMLPQTP.

Hugo Yasky comenzó señalando que “vamos a estar en la calle hasta que cambien la política económica, se terminen los despidos y tengamos nuestros derechos reconocidos”, además la emprendió contra el presidente Mauricio Macri señalando que “está en Washington y ya debe tener las rodillas entumecidas, nosotros estamos de pie y él de rodillas ante el FMI”.

El dirigente de la CTA, además, señaló que “hay que sostener la unidad y la convergencia para construir un plan de lucha”. Con todo, y en un mensaje electoral encriptado, concluyó con la frase “el pueblo siempre vuelve.”.

Luego harían uso de la palabra Pablo Micheli y Sergio Palazzo de la Bancaria que, a último momento, reemplazó a Pablo Moyano como orador del espacio del Frente Sindical para el Modelo Nacional. El dirigente de la CTA Autónoma aseguró que “no es cierto que el FMI sea el único camino, hay que convencer al pueblo de que hay otro”, para concluir proponiendo “hacer todos los paros necesarios hasta que caiga este modelo económico o estos tipos dejen el gobierno.”.

El dirigente de la Bancaria, en el mismo tono, consideró que el pueblo estaba dando “la batalla final contra el ajuste” y que “hasta aquí llegó la derecha”. El orador del Frente Sindical fue el primero que puso la mira en los diputados opositores del PJ y el FR que manifestaron votar en forma favorable el Presupuesto o dejarlo pasar a través de la abstención: “la oposición es mayoría. Tienen que ser valientes y rechazarlo. Si no serán funcionales al gobierno que dicen combatir”.

Palazzo se posicionó por hacer “uno y mil paros e intensificar el plan de lucha”. Con todo, se atajó: “No queremos un golpe de estado, queremos que cambien su política.”. Caso contrario, explicitó parafraseando al oficialismo, “sí se puede cambiar a Cambiemos en el 2019”. Luego recordó la convocatoria del espacio que encabeza a movilizarse a Luján el próximo 20 de octubre aunque omitió la convocatoria a marchar al Congreso el día que se trate el Presupuesto.

En el escenario también hicieron uso de la palabra el dirigente de ATE CABA Daniel Catalano que leyó una carta de Milagro Sala, el dirigente de la Tupac Amaru “Coco” Garfagnini y los dirigentes del triunvirato de movimientos sociales: el “Gringo” Castro (CTEP), Daniel Menéndez (Barrios de Pie) y Juan Carlos Alderete (CCC) que adelantó la participación de su organización en los bloqueos a todas las rutas del país en el paro del martes.

Menéndez, por su parte, señaló que “el gobierno está en un desfiladero muy estrecho y tiene que garantizar la paz social” aunque, se consoló, “queda nada para que se vayan con el voto popular”. Además hicieron uso de la palabra Lola Berthet del Sindicato Argentino de Actores y Sonia Alesso dirigente nacional de CTERA que cerró el acto antes del himno nacional.

La jornada ofició de preámbulo para lo que se espera sea un paro con un acatamiento contundente habida cuenta de la situación que atraviesan los trabajadores y de la adhesión total de los sindicatos de la CGT y ambas CTA incluyendo los gremios del transporte.

Además, por la mañana y desafiando la modalidad dispuesta por la CGT, habrá bloqueos y piquetes organizados por el Plenario del Sindicalismo Combativo, la CTA Autónoma de Ricardo Peidró y la Corriente Clasista y Combativa en todos los accesos a la Ciudad de Buenos Aires, el Obelisco y decenas de puntos en todo el país.

A las 14 horas el triunvirato de la CGT realizará una conferencia de prensa analizando el resultado de la medida.

El martes, por segunda vez en lo que va del año, el país quedará inmovilizado por el paro convocado por la conducción de la CGT y que incluirá a los sindicatos de transporte.  

A la medida adherirán los más de 200 sindicatos confederados en la CGT, incluyendo los agrupados en el Movimiento de Acción Sindical Argentina que reúne a los trabajadores telefónicos, la Unión Ferroviaria y los peones de taxis, entre otros.

 

          

Fuente: Tiempo Argentino

Frases

"Cuando un pueblo despierta, se llena de coraje y decide ser libre, jamás podrá ser derrocado"

Hugo Chávez Frias

Correos del Sur Nº81

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar