Este jueves 20 de junio se realizó la última Reunión Plenaria de la Conferencia de Desarme (CD), bajo la presidencia venezolana.

El Embajador Jorge Valero en la ONU-Ginebra presentó el informe final ante la CD dando cuenta de su gestión. El diplomático bolivariano expresó que la CD, bajo el liderazgo de Venezuela, ha avanzado hacia negociaciones sustantivas sobre instrumentos jurídicamente vinculantes, que contribuyan a edificar un mundo en el que desaparezcan las armas nucleares y otras armas de destrucción masiva, que constituyen la principal amenaza a la paz de las naciones.

La CD fue constituida en el marco de la ONU hace más de cuarenta (40) años. Hasta ahora, sin embargo, no se ha logrado el consenso para que los 65 estados que conforman este foro, aprueben iniciar negociaciones sobre los temas de su agenda. El mandato que tienen los presidentes de la CD es presentar un Programa de Trabajo en el que se establezca una hoja de ruta para implementar los temas de su Agenda.

En su informe ante la CD el diplomático bolivariano presentó, en nombre de Venezuela, un Proyecto de Programa de Trabajo. Destacó que durante su presidencia se realizó un amplísimo proceso de consultas con casi todos los embajadores que integran la CD. Dijo que se realizaron 8 reuniones plenarias, 2 reuniones con los Grupos Regionales, 30 reuniones bilaterales con Embajadores, y 4 reuniones con los presidentes de la Conferencia para la sesión del 2019, y con los Coordinadores de los Grupos Regionales. Asimismo, se realizaron numerosas reuniones a nivel técnico.

El Proyecto de Programa de Trabajo estuvo integrado por 14 parágrafos preambulares y resolutivos y se logró consenso en 13 de ellos, razón por la cual el Plan no pudo ser adoptado ya que se requiere el apoyo unánime de la membresía.

El Programa de Trabajo presentado por el embajador Valero establece que: “Con el objetivo de promover el multilateralismo la Conferencia decide negociar con miras a alcanzar un acuerdo de instrumentos jurídicamente vinculantes sobre: la cesación de la carrera de armamentos y desarme nuclear; la prohibición de material fisible; la prevención de la carrera de armamentos en el espacio ultraterrestre; y acuerdos que den garantías a los Estados No poseedores de armas nucleares contra el empleo o la amenaza de empleo”.

“Ha sido auspicioso, con miras al futuro, que lográramos en un diálogo transparente y participativo aproximar puntos de vista, muchas veces contrapuestos, que tienen los estados en diferentes materias sobre el desarme”, subrayó el diplomático bolivariano.

Agregó que la presidencia venezolana actuó constructivamente tratando de escuchar la voz de todos. Se han creado las condiciones para que las futuras presidencias tengan como referencia el documento presentado por Venezuela y esto es un avance para negociaciones futuras.

Numerosos diplomáticos intervinieron en el debate, entre ellos, los embajadores de Rusia, China, Cuba, Irán, Vietnam, Siria, Egipto, Argelia, Sudáfrica y la República Democrática Popular de Corea, reconocieron el exitoso desempeño del embajador Jorge Valero y le elogiaron por su experticia diplomática.

Dable es destacar que solo el gobierno de Donald Trump, y muy pocos de sus dóciles gobiernos aliados, intentaron sabotear la presidencia venezolana. La Subsecretaria de Estado de EEUU para Control de Armamento, Yleem Poblete expresó, al momento en que el embajador de Estados Unidos asumió su presidencia (y a quien sucedió el embajador Jorge Valero), que su gobierno impediría a toda costa que Venezuela asumiera la presidencia de la CD. El gobierno de Estados Unidos fracasó estruendosamente en su despropósito, ya que casi todos los países que integran la CD participaron constructivamente y apoyaron la presidencia venezolana.

 

          

Fuente: MPPRE

Frases

"Creo en los poderes creadores del pueblo"
          Aquiles Nazoa

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº101

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  2. Julio 2019.

 

Descargar