Sanciones económicas, intento de suspender a Venezuela de la Organización de Estados Américanos (OEA) y amenazas, marcaron la escalada de ataques que dirigió Estados Unidos (EEUU) contra la patria de Bolívar a un mes de la victoria de Nicolás Maduro en las elecciones presidenciales del 20 de mayo.

Voceros de la derecha internacional lanzaron 47 pronunciamientos contra la tierra venezolana, esto de acuerdo con una investigación realizada por la Agencia Venezolana de Noticias (AVN), en donde se consultaron notas publicadas por la Agencia EFE, Reuters, la Deutsche Welle, Diario Las Américas, los portales mexicanos Excelsior y Televisa, El Colombiano, la web de la OEA y de la Asamblea Nacional (AN) en desacato; así como los portales de los diarios nacionales El Nacional y El Universal.

En su afán de arremeter contra Venezuela, voceros de la derecha internacional usaron escenarios como la sesión 48 de la Asamblea General de la OEA y planificaron eventos, como la Cumbre Internacional de Parlamentarios por Venezuela que se desarrolló el 1 de junio en Cúcuta, solo para atacar a la nación.

Desconocimiento de los resultados electorales, aplicación de sanciones económicas contra el país, amenazas de más sanciones, intento de suspender a Venezuela de la OEA, magnificación de la migración venezolana, ratificación de la matriz de opinión sobre la existencia de una supuesta "crisis humanitaria", presuntas violaciones de los derechos humanos y supuesta falta de democracia, fueron los ataques que lanzaron voceros de la derecha internacional contra el país.

Desde EEUU, las agresiones la lideraron el presidente y el vicepresidente, Donald Trump, Mike Pence, respectivamente, el secretario de Estado, Mike Pompeo, el subsecretario de Estado, John Sullivan, el embajador ante la OEA, Carlos Trujillo y los senadores: Marco Rubio y Robert "Bob" Menéndez.

En la arremetida contra la nación también estuvieron involucrados el secretario general de la OEA, Luis Almagro, y el autodenominado Grupo de Lima, conformado por 12 naciones (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Santa Lucía, Paraguay y Perú).

Desde la nación neogranadina los dardos los dirigieron Juan Manuel Santos, la canciller María Ángela Holguín, los presidentes de la Cámara de Colombia, Rodrigo Lara Restrepo y del Senado, Efraín Cepeda Sarabia, la senadora María Fernanda Cabal, el gobernador del norte de Santander, William Villamizar, el exmandatario Álvaro Uribe Vélez y el recién electo jefe de Estado, Iván Duque.

También hay que sumar en la lista de agresores a los jefe de Estado: Mauricio Macri (Argentina), Sebastián Piñera (Chile), Horacio Cartes (Paraguay), el presidente defacto de Brasil, Michel Temer y el destituido jefe de gobierno español, Mariano Rajoy

Los cancilleres: Néstor Popolizio (Perú), Jorge Faurie (Argentina), Luis Videgaray (México), Roberto Ampuero (Chile), Epsy Campbell (Costa Rica), Boris Johnson (Reino Unido), Chrystia Freeland (Canadá) y el excanciller de España, Alfonso Dastis , son otros de los personajes que arremetieron contra el país.

La alta representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Federica Mogherini; así como el alto comisionado de la ONU para los derechos humanos, Zeid Ra'ad al Hussein, también sumaron sus ataques.

La Unión Europea es otro de los organismos que en este mes lanzó sus ataques contra el país.

Asfixiar económicamente

La primera agresión contra Venezuela, después que Maduro triunfara en las presidenciales del 20 de mayo, donde obtuvo 6,2 millones de votos, la lanzó Donald Trump, quien firmó una orden ejecutiva, en donde prohíbe a cualquier ciudadano, institución o empresa estadounidense adquirir deuda venezolana o activos y propiedades pertenecientes al Gobierno de Venezuela en Estados Unidos, incluidas aquellas inversiones derivadas de Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), reseñó en esa oportunidad EFE.

En aras de seguir la línea impuesta por EEUU, el autodenominado Grupo de Lima ratificó el pasado 21 de mayo, en un comunicado, la declaración que emitió ese organismo el 8 de agosto de 2017, en donde solicitar "a las autoridades competentes de cada país que emitan y actualicen circulares o boletines a nivel nacional que transmitan al sector financiero y bancario el riesgo en el que podrían incurrir si realizan operaciones con el gobierno de Venezuela (...)", reseñó en esa oportunidad el portal peruoea.org.

En esa misma línea de tratar de asfixiar económicamente a la patria de Bolívar, ese mismo 21 de mayo, el secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray, adelantó que su Gobierno había enviado una alerta a todos los participantes del sistema financiero mexicano para que valoren "abstenerse" de participar en operaciones en Venezuela, reseñó EFE en ese momento.

Mientras voceros de la derecha lanzaron 47 pronunciamientos contra Venezuela, el jefe de Estado, Nicolás Maduro recibió más de 250 felicitaciones por su triunfo en los comicios presidenciales, entre ellos de Presidentes, partidos políticos, organizaciones sociales del mundo y organismos de integraciones como la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) y Petrocaribe.

 

        

Fuente: AVN

Frases

"Cuando un pueblo despierta, se llena de coraje y decide ser libre, jamás podrá ser derrocado"

Hugo Chávez Frias

Correos del Sur Nº76

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar