No somos iguales. La muerte es algo que quizás mejor lo ilustre. O, mejor dicho, la actitud hacia la muerte. A veces un fallecimiento se convierte en la noticia número uno a nivel internacional. Y a veces la matanza de miles de personas pasa prácticamente desapercibida en la prensa internacional. Esto último es lo que pasa en Yemen.

La intervención militar saudí, apoyada por varios aliados regionales, dejó 11.000 muertos, entre ellos casi 2.300 niños. La suerte de quienes aún están vivos tampoco es alentadora. Un 85% de los 27 millones de habitantes de ese país de Oriente Medio necesite algún tipo de ayuda. Para alrededor de 12 millones de ellos la necesidad de ayuda es vital. Se trata de la mayor catástrofe humanitaria del planeta. 

La enorme magnitud de la tragedia contrasta mucho con el estrepitoso silencio al respecto de la prensa dominante, que dedica sus portadas a las marchas del orgullo gay, entre otros temas mucho más 'pendientes' que la crisis yemení. 

"Arabia Saudita es el mayor comprador de armas del mundo […] y es un excelente cliente de Occidente. Por eso no es castigada en los foros internacionales […]. Además, Arabia Saudita es el contrapeso político y militar en la región de Irán, un enemigo a vencer de potencias occidentales", explicó en conversación con Radio Sputnik Guadi Calvo, especialista argentino en África, Oriente Medio y Asia Central.

Según el también escritor, el mundo debe tomar "conciencia de que en Yemen se está produciendo un verdadero genocidio".

"Si continúa la guerra en Yemen, va a ser todavía más salvaje, más sanguinaria, con muchísimas más víctimas", advirtió Guadi Calvo.

Descargar Audio

 

        

Fuente: Sputnik News

Frases

"Cuando un pueblo despierta, se llena de coraje y decide ser libre, jamás podrá ser derrocado"

Hugo Chávez Frias

Correos del Sur Nº77

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar