En violaciones al derecho a la libertad de expresión, el Gobierno de Ucrania campa a sus anchas. La detención del delegado de la agencia RIA Novosti en Kiev, el periodista Kiril Vishinski, es la última demostración de la libertad con la que se mueve para amordazar la Administración Poroshenko, a quienes no bailan a su son.

En Ucrania para hablar, o escribir, hay que pedir permiso. Y esperar a la censura, a que pase el tamiz propagandístico del régimen de Poroshenko. Y pobres de aquellos quienes osen salirse una letra o una coma del guion o del renglón, porque puede esperarles la prisión con algunos extras. Eso, con mucha suerte y viento a favor. Y es que durante los últimos años fueron asesinados varios periodistas en Ucrania.

Una rápida – y no completa – cronología deja al descubierto cómo es ser un periodista en Ucrania. 

Año 2014. En el sureste ucraniano perdieron la vida el reportero gráfico de Rossiya Segodnya, Andréi Stenin, los colaboradores de la compañía de televisión VGTRK Ígor Korneliuk y Antón Voloshin, y el camarógrafo del Canal 1, Anatoli Klian.

16 de abril de 2015. El famoso periodista ucraniano Oles Buzina, quien escribía para el portal ria.ru, murió tiroteado en las inmediaciones de su domicilio en Kiev. La investigación barajó varias causas del crimen, incluida la relacionada con su actividad profesional.

Año 2017. Fueron detectados 85 casos de agresión física en relación a los periodistas.

Abril de 2018. La Unión de Periodistas de Ucrania denunció que el número de casos de agresión física contra representantes de los medios de comunicación aumentó en el primer trimestre de 2018 y llamó al Parlamento a celebrar audiencias sobre la seguridad de los reporteros en Ucrania. 

Hasta que llegamos a este 15 de mayo. El Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU), arresta al delegado de la agencia RIA Novosti en Kiev, el periodista Kiril Vishinski. La carátula de la causa dice: alta traición y apoyo a las autoproclamadas Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk. 

¿Las pruebas? No aparecen por ningún lado. Un método muy extendido últimamente, el de no presentar pruebas. Sobre todo en EEUU, y sus países satélites.

Al respecto, Rafael Ripoll, presidente de la formación política española Respeto, y Concejal en el ayuntamiento de Alcalá de Henares, expresa que "lo que ocurre en Ucrania es lo que sucede en muchas partes del mundo, y además forma parte de una campaña contra Rusia muy bien esquematizada y muy bien estructurada".

Esta campaña a la que alude Ripoll consiste de tres fases, según sus propias palabras. "En la primera fase se trata de desacreditar y silenciar a aquellos medios de comunicación que sean favorables (a Rusia), o al menos que sean críticos con los adversarios de Rusia. Cuando eso ya no es posible, el siguiente paso es señalarlos y acusarlos. Y el tercer paso es el que hemos vivido ahora en Ucrania, y que consiste en cerrarles el medio de comunicación, detenerles, interrogarles y perseguirles. Evidentemente es un ataque contra la libertad de prensa intolerable y que demuestra dónde está cada uno", sentencia Rafael Ripoll.

Hubo reacciones institucionales a este arresto. La subdirectora de Human Rights Watch para Europa y Asia Central, Rachel Denber, declaró: "Las autoridades ucranianas deben aclarar de inmediato la evidencia, si es que la tienen, que sustenten las extremadamente graves acusaciones penales contra Vishinski". Mientras, la UE reconoce el derecho de los Estados a garantizar su seguridad pero llama a hacerlo con pleno respeto a los derechos y las libertades fundamentales.

Entretanto, el secretario general de la Federación Internacional de Periodistas, Anthony Bellanger, instó a las autoridades ucranianas a poner en libertad a Vishinski.

"Es inadmisible que en un país democrático se detenga a los periodistas que cumplen su deber profesional de informar a la sociedad", subrayó. 

Tal vez las acciones de Kiev subyacen en dos razones, una subordinada a la otra. Y es que las declaraciones de los representantes de organismos e instituciones internacionales no implican ninguna acción o resolución efectiva, real y tangible, que pueda influir en el comportamiento del Gobierno de Ucrania. Ergo, Ucrania sigue campando a sus anchas, pues sabe que sus acciones no tienen más consecuencias que unas pocas declaraciones consensuadas, que suenan bien, pero que son sólo palabras.

En opinión del escritor y periodista hondureño Roberto Quesada, este arresto de Vishinski "desde todo punto de vista es arbitrario. Empezando que son suposiciones, no son acusaciones concretas con pruebas, y esto me parece que es similar a lo que ocurre en países como México, que es número uno por estos lados (en crímenes contra los periodistas) y seguido por Honduras, donde ya ha habido más de 60 asesinatos de periodistas".

De este modo, el analista muestra una gran preocupación respecto a este caso. "Es lamentable que en Ucrania se esté viviendo esta persecución y esta censura, ya que también se arriesga la vida, porque cuando ya se incurre en este tipo de violaciones y privaciones de todo tipo de libertad, se está muy cerca del asesinato tal como tenemos en la actualidad en América Latina". 

Finalmente, Quesada se muestra escéptico de que la situación de los comunicadores cambie para mejor en ese país eslavo.

"Esperamos que Ucrania quizá tome, dudo mucho, las sugerencias y planteamientos que hace el resto de Europa y otros países para respetar la libertad de prensa".

Por su parte, la directora de la agencia de noticias Sputnik, Margarita Simonián, considera que el incidente ocurrido es un acto de venganza de Kiev por la construcción del puente de Crimea. Estamos con el periodista argentino, director del portal alba, Fernando Bossi. ¿Qué puedes comentarnos de esto?

Al respecto, el periodista argentino y analista internacional Fernando Bossi opina que probablemente vayan a intentar avivar el conflicto de Ucrania con las repúblicas de Donetsk y Lugansk. "No me extrañaría dentro de la geopolítica actual, que ese lugar del planeta se trate de calentar de nuevo. Porque EEUU (…) trata de incentivar un conflicto con Rusia".

 

       

Fuente: Sputnik News

Frases

“La integración caribeña latinoamericana es la única manera de salvar a nuestros pueblos de la hegemonía imperialista”

Hugo Rafael Chávez Frías

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar

Correos del Sur Nº68

 

Descargar