El 14 de abril, en torno a las 4:00 AM hora de Moscú, los EEUU, Francia y Reino Unido lanzaron ataques con misiles sobre objetivos civiles y militares en Siria que se suponía que producían y almacenaban armas químicas.

Los ataques con misiles sobre Damasco y sus alrededores duraron en torno a una hora. La operación militar fue apoyada por la mayoría de países de la UE (Holanda, Dinamarca, Chequia, Alemania, Letonia), así como Israel, Qatar, Australia, Japón, y Turquía (las reacciones de varios países a los ataques serán examinadas más adelante). Rusia, Irán, y China condenaron los ataques con misiles.

El primer ataque: Valoración de daños

La naturaleza de los primeros ataques aéreos con misiles de los EEUU, Reino Unido y Francia fueron más bien improvisados y simbólicos.

Las fuerzas iraníes, rusas y de Hezbollah no fueron atacadas. Assad no sufrió estratégicamente. La oposición siria, que esperaba mucho más, no obtuvo ninguna ventaja seria. Se están realizando manifestaciones masivas en apoyo de Assad en Damasco.

Los comentaristas rusos han remarcado que la propia Francia no lanzó misiles, todos los misiles fueron lanzados por las fuerzas militares británicas y estadounidenses.

A juzgar por el hecho de que todos los misiles fueron lanzados contra objetivos a una distancia prudente de la ubicación de los soldados rusos, parece que la línea de Mattis ganó en Estados Unidos, en oposición a la de Bolton, que ha insistido en atacar directamente a los iraníes y Rusos.

Israel también insistió en lo último.

En otras palabras, no se infligió ningún daño serio en términos militares estratégicos o políticos. Además, el 70% de los misiles fueron derribados y no se causaron daños significativos a instalaciones importantes.

Conclusión: Estamos tratando con una acción simbólica.

Trump en una pérdida

Las acciones de Trump están minando su autoridad tanto entre sus enemigos (que dicen que ha hecho muy poco) y sus partidarios (que lo eligieron como un opositor a nuevas guerras e intervenciones). La base electoral de Trump ha recibido un golpe en el corazón. Si mañana tanto los globalistas como los populistas convergen en manifestaciones contra la guerra, entonces este será el final de Trump. La tibieza no satisface a nadie.

Trump está atrapado entre Bolton (que es lo mismo que McCain) y Mattis, quien, aunque es un duro halcón imperialista, es un poco más racional que los neoconservadores. La opción de la paz ha sido excluida.

Esto podría forzar al populismo a dar un giro hacia la izquierda. En esta situación, Bernie Sanders está al margen, mientras que el de la Casa Blanca ha defraudado las esperanzas de la mayoría silenciosa estadounidense.

En general, uno tiene la impresión de caos, incertidumbre, conflictos y debilidad en Washington. Los informes triunfantes de los militares estadounidenses de que todos los objetivos fueron atacados y que todo procedió de forma rápida, repentina y efectiva, son para los discapacitados mentales.

Conclusión: Las posiciones de Trump se han debilitado, y esta tendencia continuará. Perdiendo completamente el control en Washington, Trump podría acordar una nueva guerra. La agonía de un payaso es bastante peligrosa.

Israel: Perdiendo su línea con Rusia

En muchos aspectos, los ataques aéreos y el apoyo de Israel a éstos, han debilitado las relaciones entre Tel Aviv y Moscú. Irán y Hezbollah permanecen completamente intactos, mientras que las autoridades israelíes esperaban otro ataque de la coalición contra las posiciones iraníes y de Hezbollah. Tel Aviv depositó toda su esperanza en el sionista Bolton, para someter a bombardeo los objetivos prevalecientes y vitales. Las cosas no funcionaron de esa manera. Aquello fue arriesgado, apuestó y no funcionó. Ahora tendrán que pagar.

La relación especial de los israelíes con Rusia fue una baza importante: Con un lobby pro-israelí influyente hasta ahora completamente leal a Putin y actuando en la vanguardia de sus motivos patrióticos (como Satanovsky, Kedmi, etc.), Israel esperaba influir en Rusia depreciando e incluso a veces bloqueando las relaciones con Irán. Ahora esta línea se ha roto. Si Rusia se pone del lado de los enemigos de Israel, la situación será cualitativamente diferente.

Conclusión: Israel ha terminado no solo en el campo opuesto a Rusia, sino que ha actuado como el principal instigador de una guerra contra los rusos. Esto no ha pasado desapercibido.

Turquía: Erdogán volvió a oscilar

La nueva coalición euroasiática de Medio Oriente, la tríada Moscú-Ankara-Teherán, ha perdido un socio crucial en Turquía. El Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía apoyó los ataques aéreos. Hace algún tiempo, grupos de medios cercanos a Davutoğlu y Gülen, que fueron los verdaderos inspiradores del intento de golpe contra Erdogan, comenzaron una campaña contra Rusia. Ahora Erdogán ha titubeado una vez más. Turquía una vez más ha pedido el derrocamiento de Assad.

Sin embargo, Moscú cree que no todo está perdido, y es probable que Putin trate de establecer un contacto más cercano con Erdogán para restaurar el eje euroasiático. En cualquier caso, el paso atrás de Erdogán hacia el atlantismo incrementa la amenaza de un nuevo golpe en Turquía. Si él duda, lo derrotarán, ya que los atlantistas nunca perdonarán sus recientes coqueteos con Rusia. Erdogán ha perdido la confianza de todos los lados. Dado que Rusia permitió a los turcos tomar Afrin, el comportamiento de Erdogán puede considerarse una grosera ingratitud similar al avión derribado.

Conclusión: la posición de Turquía ha flaqueado considerablemente tanto a los ojos de euroasiáticos como de los atlantistas.

Qatar sigue a Turquía

Qatar siguió a Turquía, no a Irán y Rusia. Esta posición ha sido evaluada y tenida en cuenta. Qatar se preparó para semejante sacudida durante la visita del Emir Tamim Al-Thami a Washington.

Líbano: Intacto y movilizado

En esta situación, el Líbano no fue alcanzado por la operación militar de los EEUU o Israel, ha mantenido relaciones de alianza con Siria y sigue siendo una fuerza regional influyente. Si todo terminara ahora, el Líbano saldría como un ganador y fortalecería sus fuerzas en vista de una nueva guerra casi inevitable con Israel.

Tal guerra es cada vez más inevitable dada la agresión de Israel contra la administración autónoma palestina. En las condiciones de una movilización árabe, el Líbano podría convertirse en un trampolín para una nueva guerra.

Egipto en la línea de banda

Egipto se mantuvo alejado de lo que sucedió y no eligió un lado. Esto le da a Egipto una ventaja y la oportunidad de tomar un papel de liderazgo en el mundo sunita, que es especialmente importante debido a la nueva zozobra de Erdogán.

Los sauditas: Esperan una respuesta

Los sauditas esperaban que los ataques aéreos de la coalición contra Assad se convirtieran automáticamente en una guerra con Irán. Esto no estuvo cerca de suceder, y el rol de los sauditas en provocar ataques aéreos contra Siria les devolverá la vida. Pueden esperar una respuesta en Yemen y de la Federación Rusa.

Macron queda mal

La posición de Macron fue prácticamente una repetición completa de la línea de Sarkozy en Libia, por lo que Sarkozy actualmente está siendo procesado. Macron también será procesado. Toda la oposición, desde Marine Le Pen hasta Jean-Luc Mélenchon y los republicanos, se ha movilizado contra él. La participación de Francia en el ataque a Siria de ninguna manera fortaleció la posición de Francia en Oriente Medio. Por el contrario, este gesto imperialista solo está fortaleciendo la decisión de los árabes y los africanos de luchar contra Françafrique desde Malí hasta Chad.

Beneficios de China

China no se vio afectada en absoluto por los ataques aéreos, y está en la posición más beneficiosa. Lo que realmente le preocupa a China es su economía y el Pacífico, pero cualquier colisión aún está lejos. En general, Beijing se ha mantenido al lado de Rusia e Irán, ya que los éxitos de estos países fortalecen objetivamente la posición de China sin que este último arriesgue nada. Deberíamos esperar acciones conjuntas de China y Rusia contra los EEUU, tal vez incluso su salida de la zona del dólar.

En general, los ataques aéreos con misiles contra Siria han fortalecido el bloque anti-globalista representado por Rusia, China e Irán. Es importante señalar que las autoridades de la República Popular de China han expresado su pleno apoyo a Rusia y al gobierno legítimo de Assad.

Conclusión: China tomará una posición aún más dura en las relaciones con los EEUU.

Irán: Alianza fortalecida

En esta situación, Irán se ha acercado aún más a Rusia y China. Si nada más sigue a estos primeros ataques, entonces Irán puede considerarlo un signo de debilidad estadounidense y comenzar a fortalecer sus posiciones en Oriente Medio con mayor audacia. Rusia y China también están objetivamente más cerca de Teherán.

Conclusión: Si todo termina con lo que sucedió el 14 de abril, Irán está en una mejor posición, ya que una amenaza ineficaz es un excelente incentivo.

Rusia: En transición a la movilización

La Federación de Rusia está posponiendo una reacción directa, pero ha trazado todas las conclusiones necesarias. Las defensas antimisiles de Siria demostraron ser efectivas. Ninguno de sus radares fue dañado, a diferencia de Yugoslavia en 1999, cuando la OTAN deshabilitó de inmediato los radares, paralizando todo el sistema de defensa aérea. Rusia puede seguir dando C-300 a sus aliados, y la situación será aún más predecible. Obviamente, tal experiencia no será olvidada, y las vidas de las tropas estadounidenses en el este de Siria serán difíciles de ahora en adelante.

Está claro que Moscú reconsiderará su actitud hacia las acciones de Turquía en el norte de Siria. En general, las relaciones entre Moscú y Ankara ahora son como fueron después de que Turquía derribara el avión ruso. En un gesto, Erdogán ha destruido todo lo que logró en el frente euroasiático. Putin intentará reconstruir la alianza, pero esto probablemente requerirá algo similar a los eventos dramáticos de julio de 2016. Erdogán una vez más hizo un giro atlantista. No tendrá que esperar mucho tiempo para las consecuencias de tal giro.

Después de la completa liberación de Gouta, se pueden esperar otros enfrentamientos directos y nuevas escenificaciones de ataques químicos durante las operaciones en el sur de Siria, en Daraa.

En general, si esto es todo, Rusia ha salido victoriosa sin pérdidas y sin la Tercera Guerra Mundial. Es cierto que algunos aliados se han alejado, pero esto solo fortalece a Rusia. Lo mejor de todo es que los rusos pueden luchar y soportar las dificultades en solitario. Sin embargo, habrá un coste para esto, como ha sucedido más de una vez anteriormente.

Otro asunto es si esto no es todo, y si los atlantistas harán otro movimiento. Si lo hacen, entonces continuaremos nuestro análisis.

En cualquier caso, Putin se ve obligado a cambiar drásticamente al modo de movilización, y esto no puede sino afectar a las autoridades de Rusia. Una nueva ola de purgas golpeará claramente a la Sexta Columna. Esto afectará también al gobierno, que tendrá nuevo personal después del 7 de mayo.

Conclusión: En general, la situación después de los primeros ataques aéreos con misiles en Siria es un testimonio de la debilidad global de la dominación globalista. Si esto no se convierte en el comienzo de una Tercera Guerra Mundial, entonces será una victoria para el mundo multipolar, aquel de Rusia, Irán y China.

 

       

Fuente: Geopolítica.ru

Frases

“La integración caribeña latinoamericana es la única manera de salvar a nuestros pueblos de la hegemonía imperialista”

Hugo Rafael Chávez Frías

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar

Correos del Sur Nº70

 

Descargar