(+) Irán denuncia complots del triángulo Riad-Washington-Israel

"El Ejército es garante de la seguridad y la estabilidad del país ante los que buscan lucrarse de la actual situación política en El Líbano y poner en riesgo la paz y la unidad nacional", dijo el Comandante del Ejército Libanés, Joseph Aoun.

Según el diario libanés Al Yumhuriya, el presidente de ese país, Michel Aoun, dio siete días a Arabia Saudita para esclarecer la "suerte" del primer ministro Saad Hariri, quien -presionado por Arabia Saudita- declaró su renuncia el pasado sábado 4 de noviembre, un día después de pisar tierra en Riad, capital saudita, alegando que había un supuesto plan para asesinarlo en El Líbano.

Pese a que no se precisó el inicio del plazo perentorio, sí se señaló que en caso de no obtener respuesta, una vez terminado el periodo establecido, Aoun interpondrá una demanda ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) para clarificar qué pasa con Hariri.

"El presidente Aoun ha informado a las delegaciones diplomáticas que no esperará más de una semana para clarificar la suerte de Hariri. Después de eso, El Líbano se verá obligado a transferir este informe a la comunidad internacional, dado que existen voluntades internacionales para ayudar a El Líbano en sus esfuerzos”, publicó el medio, citando a fuentes cercanas.

El anuncio se realiza un día después de que, según un alto cargo libanés consultado este sábado 11 de noviembre por la agencia Reuters, el presidente libanés ha dicho a los embajadores en Beirut que los sauditas tiene secuestrado a Hariri.

Ante los intentos desde el extranjero para crear un conflicto político en El Líbano, como consecuencia de esa dimisión apresurada, el Comandante del Ejército libanés, general de brigada Joseph Aoun, aseguró que el Ejército "no permitirá" que nadie se aproveche de la actual situación política del país y prometió que enfrentará a los que buscan dañar la unidad nacional del país.

"El Ejército es garante de la seguridad y la estabilidad del país ante los que buscan lucrarse de la actual situación política en El Líbano y poner en riesgo la paz y la unidad nacional", enfatizó el alto mando castrense libanés.

Fuentes recogidas por Reuters, aseguraron que antes de salir de El Líbano, Hariri había dicho a sus ministros que reanudaría sus labores el lunes 6 de noviembre tras regresar de su viaje, que también contemplaba un encuentro con el presidente egipcio, Abdel Fatah al-Sisi, el pasado domingo 5 de este mes.

La renuncia forzada de Hariri ha generado masivas denuncias de El Líbano y de otros países que también señalan una conspiración detrás del hecho: por parte de la Administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por un lado; del régimen israelí, por otra; y de la nueva Administración de Arabia Saudita, liderada por el príncipe heredero Mohamad bin Salman.

 

Irán denuncia complots del triángulo Riad-Washington-Israel

http://cdn.hispantv.com/hispanmedia/files/images/thumbnail/20171112/10512528_xl.jpg

Un funcionario iraní afirma que la renuncia de Hariri formó parte de los complots del triángulo siniestro, compuesto por Estados Unidos, Israel y Arabia Saudí.

“Para conseguir sus objetivos en la región, el triángulo siniestro, formado por Estados Unidos, Israel y Arabia Saudí, ha recurrido a varias medidas, entre ellas la creación de Daesh (acrónimo árabe del grupo terroristas EIIL)”, declaró el sábado Husein Amir Abdolahian, director general para Asuntos Internacionales de la Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles).

En este sentido, el alto cargo iraní aseveró que la creación de Daesh fue uno de los complots de las tres partes, pues al ver sus planes fracasados en la región, aunaron esfuerzos para dividir Irak mediante el referéndum secesionista del pasado mes de septiembre en el Kurdistán iraquí.

De acuerdo con Abdolahian, las tres aristas del referido triángulo también fracasaron en sus intentos por balcanizar Irak, por lo cual, dieron inicio a la crisis política en El Líbano.

De este modo, el funcionario persa hizo referencia a la actitud de hace días del premier libanés, Saad Hariri de renunciar —alegando que había un plan para asesinarlo en El Líbano—, por las presiones de Riad.

En otro momento de sus declaraciones, destacó las ambiciones del régimen de Israel de que estalle un enfrentamiento “controlado entre Arabia Saudí e Irán, de manera que el régimen de Tel Aviv no se vea afectado”.

Riad, Washington y el régimen de Tel Aviv, según varios analistas, han hecho alianzas para desestabilizar el Oriente Medio. Más en concreto sobre el caso de Irán, Israel y Arabia Saudí siempre han secundado al presidente estadounidense, Donald Trump, en sus políticas contra la República Islámica.

 

¿Qué sucede en el Líbano?

Ante la renuncia del primer ministro libanés Saad Hariri, autoridades manifestaron su preocupación de que pueda producirse una nueva guerra en la región, porque Arabia Saudita busca mantener el control de la misma.

 

           

Fuente: TeleSUR/HispanTv

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº46