Intimidación, torcidas de brazos, eliminación de competidores con métodos no comerciales, así es el nuevo lenguaje de algunos países que antes defendían los principios del libre comercio. Así describe Putin el escenario internacional actual.

Cuando, a mitad del siglo XIX, el imperio británico acusaba un fuerte déficit comercial con China y quiso equilibrarlo vendiéndole más, encontró desinterés del emperador e ingresó a puro cañonazos, en las dos guerras del Opio que humillaron al gran país asiático. China, su sistema dinástico, estaba en crisis y en retroceso luego de miles de años. Hoy, Estados Unidos, heredero “mejorado” del british power, no tiene en mente bombardear China, salvo sus estrategas más virulentos; de hecho, el Pentágono ya la ha definido, junto con Rusia, como enemiga del siglo XXI. Otra diferencia es que China no está en una fase de declive, muy al contrario.

Este jueves por la mañana se escucharon explosiones que provocaron un incendio a bordo de dos buques petroleros en el golfo de Omán, que según medios iraníes, fueron resultado de ataques contra las embarcaciones. Se desconoce quiénes son los supuestos responsables.

Desde hace unos meses, Sudán vive en caos después de que el presidente Omar al-Bashir fuera derrocado por el Ejército del tercer país más grande de África.

Luego del anuncio de que Google limitará el acceso a sus servicios en los teléfonos móviles de Huawei, trascendió la información de que Xi Jinping realizó una visita a la empresa que explota tierras raras al sur de China. Un diario representante del ala conservadora del Partido Comunista Chino informó que “la producción de tierra raras ayudará a Pekín a controlar la sangre vital del sector de alta tecnología de los Estados Unidos”. [1]

Frases

"Creo en los poderes creadores del pueblo"
          Aquiles Nazoa

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº99

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar